signos de embarazo que debes conocer

¿Estoy embarazada? 10 primeros signos de embarazo que debes conocer

¿Estoy embarazada? 10 primeros signos de embarazo que debes conocer

Antes de realizar su primera prueba de embarazo, es posible que note pequeños cambios tempranos en su cuerpo que sugieran que podría estar embarazada. ¿Cuáles son estos primeros signos y síntomas del embarazo? ¿Cuándo debe esperarlos y qué tan comunes y confiables son para indicar que podría estar embarazada?

Hemos reunido 10 de los primeros signos de embarazo más comunes y leemos la ciencia para ver si son historias reales o viejas esposas. A continuación, describimos las conclusiones de nuestra investigación.

¡Aquí están los primeros signos de embarazo!

Es importante darse cuenta de que no todas las mujeres tienen signos tempranos de embarazo, los signos se pueden sentir de manera diferente para cada mujer, algunos signos son completamente poco confiables y algunos de ellos pueden confundirse fácilmente con otras cosas. Hemos hecho todo lo posible para explicarle todos estos detalles, pero si tiene más preguntas, definitivamente debe comunicarse con su OB-GYN.

1. Areolas y pezones más grandes y oscuros.

¿La piel alrededor de los pezones se oscurece o se agranda y se hincha más? Según nuestra investigación, este es uno de los primeros y más comunes signos de embarazo temprano. Puede ocurrir tan pronto como una semana después de la concepción, y aquí están los detalles. El área oscura alrededor de su pezón se llama areola (se pronuncia Air-Ee-O-la). Cuando concibes un bebé, tu cuerpo experimenta un aumento repentino de una hormona llamada hCG (gonadotropina coriónica humana). Esta es la razón por la cual las pruebas de embarazo diseñadas para detectar hCG tienden a ser muy efectivas. Tus senos son uno de los primeros objetivos visibles de la hCG. Sus areolas probablemente se volverán un poco más grandes y oscuras, lo cual es completamente normal. También puede ver que se forman pequeños bultos alrededor de sus areolas, lo cual también es completamente normal. Otra cosa que puede notar es que las venas pueden volverse más visibles en sus senos, formando una red de pequeñas venas azules o moradas a medida que sus senos hacen espacio para un mayor flujo de sangre durante el embarazo. Todos estos primeros signos de embarazo son completamente normales, inofensivos e indoloros. Pero podrían ser el signo crítico de que realmente está embarazada, especialmente si tiene uno o más de los otros síntomas iniciales. A medida que continúa con su embarazo, sus areolas pueden volverse aún más oscuras y más grandes, ¡lo que las convierte en un gran objetivo visible para su bebé lactante!

2. Dolor y sensibilidad en los senos.

¿Están sus senos hinchados o sensibles? Es uno de los síntomas tempranos del embarazo más comunes entre las futuras mamás y podría significar que estás embarazada. Por supuesto, muchas mujeres reportan dolor en los senos durante la ovulación, unas dos semanas antes de su período. Pero ese dolor puede ser solo parte del síndrome premenstrual; si es así, es probable que desaparezca rápidamente, tal vez después de uno o dos días. Si está embarazada, es probable que sus senos doloridos no solo permanezcan, sino que incluso empeoren un poco en las próximas semanas. Esto se debe a que el embarazo temprano se asocia con un aumento de las hormonas relacionadas con el embarazo, como el estrógeno y la progesterona. Cuando estas hormonas aumentan, el flujo de sangre a sus senos también aumenta, dejándolos un poco más grandes, más firmes, adoloridos y sensibles al tacto.

Si en realidad está embarazada, estas hormonas seguirán aumentando durante el primer trimestre y sus senos estarán cada vez más doloridos y sensibles. ¡Esto significa que su cuerpo se está preparando para amamantar a su bebé! Para obtener más información sobre la compleja gama de hormonas responsables de estos síntomas, consulte esta lista de hormonas del embarazo en Babylist. Para ayudar a reducir el dolor de senos, tenemos algunas sugerencias. En primer lugar, asegúrese de usar un sostén que le quede bien, que le brinde soporte y que tenga un relleno ligero. En segundo lugar, use compresas frías o calientes, como una toallita o una compresa fría/caliente de su farmacia local, para reducir la hinchazón y el dolor. El frío puede ayudar a reducir la inflamación, mientras que el calor puede ayudar a reducir el dolor y la sensibilidad.

Leer más  Actividades divertidas para niños en casa - ideas divertidas

3. Manchado y sangrado de implantación.

¿Tiene un poco de manchado alrededor de una semana o dos después de tener relaciones sexuales sin protección? Podría ser un signo de algo llamado sangrado de implantación, que puede ocurrir cuando un pequeño óvulo fertilizado se implanta con éxito en la pared del útero. A medida que se implanta en el revestimiento del útero, puede hacer que el útero sangre un poco. Como la implantación es la primera etapa de la concepción, es uno de los primeros signos de embarazo. Pero no todas las futuras mamás experimentan sangrado de implantación (la mayoría de ellas, alrededor del 75 %, no lo sufren en absoluto), y cuando lo hacen, puede ser tan temporal que ni siquiera se nota. eso. Por lo tanto, ciertamente no es el signo más común o confiable de un embarazo temprano. Además, muchas mujeres confunden el manchado de implantación con solo un signo temprano de su período, y solo se dan cuenta de lo que era después del hecho. Si tiene manchado dentro de una semana o dos de cuando cree que ha concebido y no se convierte en un período, es posible que esté embarazada. Tenga en cuenta que si está sangrando y tiene mucho dolor, o si sangra o sangra después de enterarse de que está embarazada, consulte a su médico de inmediato.

4. Gráfico y temperatura corporal alta.

Uno de los trucos cuando se trata de concebir es registrar la temperatura corporal basal. Todas las mañanas cuando te despiertas, revisas tu temperatura con un termómetro y la anotas. Notarás un patrón en el que, cuando ovulas, la temperatura basal de tu cuerpo aumenta y alcanza su punto máximo durante la ovulación y luego disminuye lentamente hasta que comienza tu período. Pero si estás embarazada, la temperatura de tu cuerpo no bajará después de la ovulación; en cambio, es probable que permanezca a una temperatura más alta. Esto se debe a que cuando está embarazada, ciertas hormonas, como el estrógeno y la progesterona, aumentan y hacen que suba la temperatura corporal. Estamos hablando de un aumento muy pequeño, generalmente alrededor de medio grado F. Pero si traza un gráfico, será bastante notable; el gráfico de la derecha se tomó de Ready to Groove, un excelente recurso para crear gráficos. Entonces, si ha estado registrando su temperatura corporal basal durante al menos dos meses, será una de las primeras mamás en saber cuándo está embarazada. Y es un patrón muy confiable y común, por lo que si no lo ha registrado, ¡podría considerar comenzar ahora! La única razón por la que este signo se encuentra más abajo en nuestra lista es que debe haberlo registrado para notarlo, y la mayoría de las futuras mamás no registran su temperatura corporal basal a menos que hayan tenido dificultades para diseñar en el pasado. Por supuesto, tenga en cuenta que si tiene una temperatura alta de más de 99 grados F, definitivamente comuníquese con su médico, ya que es posible que tenga una enfermedad que requiera atención.

5. Calambres menstruales.

¿Tiene calambres leves? ¿No tan fuerte como cuando tienes tu período, pero un calambre sordo y doloroso? Podría ser una señal temprana de embarazo. Una vez que el óvulo fertilizado se adhiere a la pared del útero, aumentará el flujo de sangre al útero, lo que puede causar calambres leves al principio del embarazo. Esto puede ser muy difícil de diferenciar de los calambres normales del síndrome premenstrual antes de su período, incluso si son causados ​​por cosas muy diferentes. Si tiene calambres leves al principio del embarazo, los calambres deben centrarse sobre el hueso púbico y no concentrarse en un lado. Esto es bastante normal al principio del embarazo, pero no es muy común y se confunde fácilmente con los calambres que ocurren antes de la regla. Por lo tanto, no es una señal segura de que esté embarazada, y la mayoría de las mujeres no experimentan calambres al principio del embarazo. Si cree que podría estar embarazada, debe evitar tomar medicamentos para los calambres. En su lugar, considere algunos de los tratamientos más naturales para los calambres, como una compresa tibia sobre el hueso púbico. Si sufre calambres severos o si sus calambres duran más de dos días, comuníquese con su médico.

Leer más  ¿Tienes frío o calor durante el embarazo? este es el por qué

6. Somnolencia y fatiga.

¿Te sientes cansado todo el tiempo? Esto no solo es algo difícil de manejar como mujer, sino también uno de los signos más ambiguos de un embarazo temprano. Hay toneladas de cosas diferentes que pueden hacer que te sientas un poco más soñolienta de lo normal, como la próxima regla, quedarte despierto hasta tarde tratando de concebir un bebé (!) y el estrés de intentar concebir. Pero si todas estas cosas por lo general no te hacen sentir cansada y de repente te sientes más cansada de lo normal, podría ser una señal temprana de embarazo. Cuando quede embarazada, sus hormonas pondrán en marcha su cuerpo, enviando más sangre y combustible a su bebé. Todo esto es genial para tu bebé en crecimiento, pero cuando lo combinas con la caída del azúcar en la sangre y la presión arterial que es común durante el embarazo, puedes sufrir un agotamiento total. No es la mejor señal temprana de embarazo, ya que no todas las futuras mamás lo experimentan, pero también puede tardar uno o dos meses en desarrollarse después de la concepción. Y cuando suceda, no se sorprenda: es completamente normal y probablemente disminuirá durante el segundo trimestre cuando obtenga un pequeño impulso de energía.

7. Orinar todo el tiempo.

¿Tienes que orinar constantemente, aunque en realidad no hayas bebido mucho? ¡Podrían ser esas molestas hormonas del embarazo en el trabajo otra vez! ¿Recuerdas que la hormona hCH está asociada con cambios en la temperatura de tu cuerpo? También está relacionado con una necesidad frecuente de orinar al principio del embarazo. Por supuesto, esto también sucederá más adelante en el embarazo, pero por una razón diferente (a saber, ¡el peso de su bebé empujando su vejiga!). Aunque todas las mujeres embarazadas tienen un aumento de hCH, no todas sentirán una necesidad frecuente de orinar. Pero si usted es uno de los (desafortunados), tenga la seguridad de que este es un signo natural de un embarazo temprano y no hay nada de qué preocuparse. Y, lamentablemente, tampoco hay nada que pueda hacer al respecto: debe mantenerse hidratada durante el embarazo, así que no intente restringir la ingesta de líquidos para reducir la micción.

Dado que no es un síntoma muy común del embarazo temprano (solo alrededor del 30% de los embarazos en el primer trimestre parecen informarlo), está más abajo en nuestra lista. Pero si está experimentando este signo junto con algunos de los otros, especialmente el oscurecimiento de las areolas y una temperatura corporal basal más alta, ¡es una buena señal de que podría estar embarazada!

8. Náuseas y/o hinchazón.

¿Te duele un poco el vientre? ¿Se siente hinchada como si estuviera esperando su período o náuseas inusuales? La hinchazón y las náuseas nuevamente pueden estar relacionadas con las hormonas del embarazo, específicamente con la hCG y la progesterona. La progesterona realmente puede causar malestar estomacal, lo que ralentiza la digestión de los alimentos y te hace sentir más lleno e hinchado por más tiempo. También puede sentirse un poco estreñido por eso. Para reducir la hinchazón, trate de comer comidas más pequeñas con más frecuencia y evite los alimentos con alto contenido de grasa y azúcar. Pruebe alimentos ricos en fibra, pero evite los alimentos que pueden causar gases, como los frijoles, el repollo y el agua mineral. La hinchazón puede ocurrir bastante temprano en un embarazo, tan pronto como 3-4 semanas, pero generalmente alrededor de las 6 semanas. Lo mismo ocurre con las náuseas, que pueden tomar la forma de náuseas matutinas o náuseas generales durante el día y la noche. Las náuseas matutinas y las náuseas generalmente duran solo el primer trimestre, pero pueden comenzar tan pronto como unas pocas semanas después de la concepción. Para el alivio de las náuseas, tenemos los mismos consejos que para la hinchazón: coma comidas más pequeñas con más frecuencia, trate de evitar los alimentos con alto contenido de grasa y azúcar, y tal vez intente beber té de jengibre. Si descubre que su hinchazón o náuseas son tan graves que no puede retener los alimentos o está perdiendo peso, comuníquese con su médico. La hinchazón y las náuseas son signos bastante comunes de embarazo, pero se notifican con mayor frecuencia después de aproximadamente 6 semanas y durante el primer trimestre. Así que no es una buena señal temprana, pero definitivamente es un síntoma común cuando estás más avanzado.

Leer más  Sexo y violencia en las películas que los niños no deben ver

9. Efectos sensoriales del embarazo.

¿Pareces más sensible a los olores? ¿Algunos olores te dan mucha hambre o interés, y otros te dan ganas de vomitar? ¿Sientes que tienes un olor extraño en la nariz o un sabor extraño en la boca todo el tiempo? ¿Son ciertos alimentos y sus olores demasiado difíciles de soportar, mientras que otros de repente son tan atractivos que los anhelas todo el tiempo? Estos son signos comunes del embarazo y se cree que son causados ​​por las hormonas del embarazo que sobreestimulan las áreas sensoriales del cerebro. Algunas futuras mamás creen que las aversiones y los antojos son la forma natural del cuerpo de decirles que eviten o busquen ciertas cosas para su salud y bienestar. ¡Nos gustaría señalar que no hay evidencia científica sólida para esto! Pero estos efectos sensoriales intensificados del embarazo tienden a ocurrir alrededor de 5 a 6 semanas después de la concepción, por lo que no son los mejores signos tempranos de embarazo. Aunque algunas mujeres embarazadas informan tener un mayor sentido del olfato, o antojos y aversiones a la comida, después de solo 3-4 semanas después de la concepción. Por lo tanto, estos son razonablemente comunes (la mayoría de las mujeres experimentan uno o más durante el embarazo), pero es posible que no ocurran en absoluto al principio y, si ocurren, pueden ser leves o de corta duración. Y es por eso que los ponemos más abajo en esta lista.

10. Período perdido.

Dejamos lo más obvio para el final. ¿Extrañaste tu período? ¿Es esto algo muy inusual para ti? Aunque algunas mujeres pierden sus períodos debido a cambios en la dieta o el ejercicio, o simplemente tienen períodos irregulares, la mayoría de las mujeres tienen períodos normales altamente predecibles. Si usted es una de estas mujeres y no ha tenido su período, ¡es muy posible que esté embarazada! Si ha pasado el momento en que normalmente tiene su período, es posible que el óvulo fertilizado se haya implantado en la pared de su útero, evitando que el óvulo se descomponga y se desmaye con su período. Y si un día tiene un poco de manchado y su período nunca llega, ¡es aún más probable que esté embarazada! Si no has tenido la regla y crees que puedes estar embarazada, ahora es el momento de hacerte una prueba de embarazo. ¡Las pruebas que detectan hCG deberían poder darle una respuesta bastante definitiva en este punto! Si ha perdido su período pero no parece estar embarazada, llame a su médico.

Si crees que podrías estar embarazada, ¡es hora de consultar nuestra guía sobre el primer trimestre del embarazo!

 Disponemos de productos para mujeres embarazadas en la tienda online par ti. 

Tenemos disponibles guías de compra en esta sección de de oferta diaria.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies