segundo trimestre del embarazo

El segundo trimestre del embarazo: qué esperar

El segundo trimestre del embarazo: qué esperar

Durante el segundo trimestre del embarazo, la altura y el peso de su bebé aumentarán desde aproximadamente el tamaño de una lima (y unas 3 onzas de peso) hasta el tamaño de una berenjena pequeña o un globo de fútbol (y hasta unas 2 libras de peso). ).

Junto con esta increíble transformación de tamaño, vienen varios cambios en su cuerpo para los que debe estar preparado, ¡y no solo para el vientre en crecimiento!

Indice

Haga clic en cualquier mes para saltar a esa sección, ¡o simplemente comience a leer! ¡También puede imprimir este artículo para leer antes de acostarse para usted y su ser querido!

  1. Volver al primer trimestre
  2. Términos y definiciones importantes
    1. ¿Qué es un ultrasonido?
    2. ¿Qué es un análisis de sangre?
    3. ¿Qué son las pruebas genéticas?
    4. ¿Qué es la amniocentesis?
  3. Segundo trimestre: Mes 4
  4. Mes 4 Desarrollo
    1. Lanugo
    2. chupar y tragar
    3. meconio
    4. Movimientos
    5. Cuerdas vocales
    6. desarrollo de los ojos
  5. sintomas de embarazo del 4to mes
    1. Flujo vaginal
    2. Fatiga reducida
    3. Aumento de la libido
    4. crecimiento de los senos
    5. gomas de borrar blandas
    6. Apetito y aumento de peso.
  6. Segundo trimestre: mes 5
  7. 5 meses de desarrollo
    1. ¡Segunda ecografía y revelación de género!
    2. ¿Tienes un estetoscopio?
    3. desarrollo auditivo
    4. Reservas de grasa
    5. desarrollo neuronal
    6. partes de niño y niña
    7. bostezos e hipo
  8. Síntomas de embarazo en el quinto mes.
    1. gran apetito
    2. barriga rota
    3. Dolor de cabeza
    4. Crecimiento de pelo y uñas
    5. calambres en las piernas
    6. Aturdir
    7. Hinchazón de pies y tobillos
    8. estrías
    9. Sangrado de las encías
  9. Segundo trimestre: Mes 6
  10. 6 meses de desarrollo
    1. Crecimiento de grasa y piel.
    2. Escuchar y reconocer
    3. función del cerebro
    4. desarrollo facial
    5. reflejo de sobresalto
    6. Nariz y olfato emergentes
    7. las uñas crecen
    8. Ojos abiertos
  11. Síntomas de embarazo en el sexto mes.
    1. Cerebro de bebé, visión borrosa
    2. Enrojecimiento y rubor
    3. botones de calor
    4. Línea negro
    5. El apetito se hace más fuerte
    6. Hinchazón e indigestión
    7. Nariz que moquea, membranas hinchadas
    8. Dolor abdominal, dolor de ligamentos redondos
    9. Calambres en las piernas, piernas inquietas
    10. Hemorroides
  12. Fuentes y referencias
  13. Ir al tercer trimestre

Cada mujer vivirá el embarazo y el segundo trimestre de manera diferente. Es posible que sienta algunos de estos síntomas con mucha fuerza, y otros pueden ser una anomalía en el radar.

¡Otros pueden no notar ningún síntoma! Esto es completamente normal porque el cuerpo de cada mujer es único y reacciona a su manera a los cambios hormonales, metabólicos y fisiológicos que ocurren durante el embarazo.

Embarazo: definiciones importantes

Antes de describir lo que sucede durante el embarazo, cubramos algunos términos básicos que es importante saber, especialmente al comunicarse con su médico.

¿Qué es un ultrasonido? El ultrasonido consiste en enviar ondas de sonido a través de su cuerpo y medir cómo se refleja el sonido en diferentes tipos de tejido. Aunque el ultrasonido usa sonido, su frecuencia es demasiado alta para que los humanos la escuchen (¡incluido su bebé!). Las ondas de sonido reflejadas se convierten en una imagen que ayuda al técnico de ultrasonido a ver, inspeccionar y medir su feto en desarrollo.

Hay dos formas principales de realizar una ecografía del embarazo. La primera es una ecografía abdominal, que implica frotar la varilla de ultrasonido sobre el estómago: el técnico de ultrasonido colocará una gelatina especial en el vientre y luego frotará la varilla para obtener una buena vista de su feto. Pero si el feto es demasiado pequeño o difícil de ver, el segundo método se llama ultrasonido transvaginal. Esto es más invasivo e implica deslizar la sonda de ultrasonido dentro de la vagina. ¡No se preocupe demasiado, la varilla es muy delgada y se usa mucha lubricación!

Cuanto antes se realice la primera ecografía, más probable es que el médico utilice el método transvaginal (Ref 1). Si se programa más tarde, como alrededor de las 11 a 13 semanas, es más probable que su médico pueda usar una ecografía en su abdomen. El ultrasonido le permite al técnico tomar medidas precisas de la morfología fetal (forma y tamaño) y la fisiología (frecuencia cardíaca), y se usa en las primeras etapas del embarazo para calcular la edad fetal y la fecha de parto precisas.

¿Qué es un análisis de sangre? El análisis de sangre consiste en utilizar una aguja para extraer sangre de una vena del brazo y luego enviar el tubo de sangre recolectado para su análisis. La mayoría de los obstetras y ginecólogos (OB/GYN) programarán una serie de análisis de sangre durante el segundo trimestre. Esto se denomina prueba de marcadores múltiples porque puede detectar múltiples proteínas y hormonas como parte de las pruebas genéticas.

¿Qué son las pruebas genéticas? La sangre recolectada durante las pruebas se enviará a un laboratorio para realizar pruebas genéticas. Esto implica buscar proteínas y hormonas específicas en su sangre que puedan predecir el riesgo de que su feto tenga ciertos trastornos genéticos o defectos de nacimiento. Si alguna de las pruebas genéticas resulta anormal, su médico querrá realizar más pruebas de seguimiento. Esto se debe a que la prueba de múltiples marcadores no es completamente precisa (Ref. 2) y en realidad solo puede sugerir que podría haber un problema que debe ser objeto de seguimiento.

El seguimiento de los resultados anormales de las pruebas de detección generalmente implica una ecografía más detallada para medir aspectos específicos de su feto (como el tamaño de la cabeza, la columna vertebral y el corazón). También puede ser lo que se llama amniocentosis.

¿Qué es la amniocentesis? La amniocentesis es un procedimiento de diagnóstico que consiste en extraer una pequeña muestra de líquido amniótico del útero. Un médico, generalmente su OB-GYN o un radiólogo, usará una ecografía abdominal para guiar una aguja muy fina a través de su abdomen hasta el saco amniótico. Se toma una pequeña muestra de líquido amniótico a través de la aguja y se envía a un laboratorio para su análisis.

El líquido amniótico contiene proteínas, metabolitos y material genético que se puede analizar para detectar de manera más definitiva trastornos genéticos, defectos del tubo neural y anomalías cromosómicas. Los ejemplos incluyen fibrosis quística, síndrome de Down y espina bífida (Ref. 3).

Los resultados de la amniocentesis se pueden usar para tomar decisiones muy importantes sobre su embarazo, las cuales puede analizar con su proveedor y su pareja. En general, los resultados de la amniocentesis son muy precisos (cerca del 99 % de precisión), por lo que brindan una imagen bastante definitiva de cómo se está desarrollando su feto (Ref. 4).

Existen ciertos riesgos asociados con la amniocentesis, que la Asociación Estadounidense del Embarazo analiza en profundidad.

El segundo trimestre: del aguacate al fútbol

El segundo trimestre te lleva desde el comienzo de tu cuarto mes de gestación hasta el final de tu sexto mes. Estos tres meses constituyen el segundo trimestre del embarazo, durante el cual su feto comienza a verse y actuar más como un bebé.

Mes 4 Desarrollo

Su cuarto mes de embarazo abarca desde las semanas 14 a la 18 e incluye varios eventos críticos en el desarrollo fetal, incluida la maduración del tracto intestinal, la progresión de los movimientos y el inicio de la función parcial de los órganos (como el hígado y el páncreas).

En términos de tamaño, su feto crecerá desde el tamaño de una lima hasta aproximadamente el tamaño de un aguacate. ¡Delicioso! Así se desarrolla el cuarto mes.

Desarrollo de lanugo. Si alguna vez has visto a un bebé nacer un poco antes de tiempo con una capa fina y suave de vello muy fino (y generalmente rubio) que cubre su cuerpo, has visto lanugo. Durante el cuarto mes de embarazo, el lanugo comienza a crecer en la cabeza del feto y durante los próximos meses cubrirá casi todo el cuerpo de su feto.

Lanugo tiene algunos propósitos en el desarrollo del feto. Por un lado, ayuda a proteger la piel sensible en desarrollo y, por otro lado, facilita la adhesión de la sustancia cerosa del vérnix a la piel del bebé (Ref 5). Vernix protege la piel en desarrollo de la fricción y el contacto constante con el líquido amniótico.

Succión y deglución. A partir del cuarto mes, tu feto comenzará a practicar algunas habilidades básicas que necesitará para sobrevivir cuando salga de tu cuerpo: succionar y tragar. De hecho, su feto comenzará a hacer movimientos de succión con la boca e incluso tragará una pequeña cantidad de líquido amniótico. También hacen movimientos de respiración rítmicos durante este tiempo.

¡Es posible que obtenga una sorpresa en su ultrasonido si su feto ha encontrado su pulgar y comenzó a practicar auto-calmante!

No es solo una práctica para el desarrollo de pequeños músculos en y alrededor de la boca, sino también para estimular el sistema gastrointestinal y comenzar la acumulación de desechos en los intestinos (meconio).

acumulación de meconio A medida que el feto se desarrolla, sus células, mucosidad, vérnix e incluso lanugo finalmente flotan en el líquido amniótico. Parte de esto termina siendo tragado y digerido por el sistema gastrointestinal en formación. Con el tiempo, estos desechos se acumulan y se convierten en meconio, que se convierte en el contenido de las primeras heces de su bebé.

Durante el cuarto mes, el meconio comienza a crecer en el intestino de su bebé. ¡El meconio es una caca verde espesa, oscura y súper pegajosa que querrás borrar de tu memoria! Su bebé generalmente expulsa meconio unas horas después del nacimiento, y esta es una buena señal de que su sistema digestivo se ha desarrollado adecuadamente.

¡Muévete y agita! Los primeros dos meses del segundo trimestre suelen ser la primera vez que la mamá sentirá que el feto flota, mientras aprende a patear y empujarse en el útero, aprovechando esos huesos recién formados. Debido a que el feto aún es muy pequeño, es posible que estos movimientos no tengan el impacto suficiente para que mamá los sienta durante algunos meses más.

Pero usted podría ser una de las mamás afortunadas en sentir los movimientos de su bebé desde el cuarto mes. Puede ser una experiencia muy gratificante: todo ese arduo trabajo para lidiar con las náuseas matutinas y el estreñimiento del embarazo, y finalmente obtienes algo a cambio de tu bebé (¡una pequeña patada rápida en el estómago!)

Leer más  Riesgos de la iluminación en días festivos: mantener al bebé seguro y feliz

Cuerdas vocales: Tenga la seguridad de que no escuchará a su feto gritar desde el útero «¡¡Cómete el helado!!» Pero las cuerdas vocales en realidad se están desarrollando en esta etapa, ¡y seguramente las escuchará en todo su esplendor una vez que nazca su bebé!

Desarrollo de los ojos: Los ojos de su bebé se han desarrollado a lo largo de este tiempo y se han movido a una posición más normal en relación con el resto de la cabeza. Todavía no están abiertos, pero se mueven rápidamente de un lado a otro, tal como lo hacemos nosotros durante el sueño (Ref 6). Nuestros ojos funcionan al detectar y dar sentido a los patrones de luz, y su bebé ya puede hacer un poco de eso, ¡incluso con los ojos cerrados!

Al final del cuarto mes, el feto ahora tiene el tamaño de un aguacate (alrededor de 4 a 5 pulgadas de largo).

Mes 4: Síntomas del embarazo

¡Bienvenido a lo que muchas mamás llaman el «trimestre más fácil»! Si aún no lo ha hecho, debería comenzar a sentirse un poco como usted mismo nuevamente durante las próximas semanas. Las náuseas matutinas deberían desaparecer y deberías comenzar a sentir que has recuperado parte de tu energía.

Su cuerpo se adapta a los cambios hormonales, sus niveles de hCG caen rápidamente y el estrógeno y la progesterona aumentan a un ritmo relativamente lento y constante.

Si bien muchas mujeres encuentran cierto alivio de los síntomas en el primer trimestre del embarazo, cada mujer es un poco diferente, y la fatiga y las náuseas pueden persistir hasta bien entrado el segundo e incluso el tercer trimestre.

Flujo vaginal: Es posible que haya notado esto durante el primer trimestre, pero podría volverse aún más evidente durante el segundo trimestre. La secreción mucosa delgada, de color blanco lechoso de la vagina es completamente normal durante este tiempo, y es probable que se vuelva aún más pronunciada a medida que ingresa al tercer trimestre.

Este flujo vaginal se llama técnicamente leucorrea, que aumenta con el aumento lento de los niveles de estrógeno en su cuerpo. La leucorrea no solo es completamente normal, también es muy beneficiosa para mantener una flora vaginal saludable durante el embarazo. Es por eso que nunca debe intentar limpiarlo, ya sea con una ducha o de otra manera, ya que esto puede aumentar el riesgo de infección (Ref 14).

Recuperar energía: Durante el segundo trimestre, muchas madres informan haber recuperado sus niveles de energía habituales. Esto se debe en gran parte a que muchos de los síntomas que la aquejaron durante el primer trimestre comenzarán a disminuir, como fatiga, náuseas, vómitos, dolores de cabeza, estreñimiento e indigestión.

Con la mayoría de ellos lejos, es posible que sientas una oleada de energía que te hará sentir como tú mismo otra vez. Aprovecha esta energía y realiza actividades ligeras para mantener la circulación sanguínea (y prevenir las venas varicosas), recuperar fuerzas y empezar a trabajar los músculos internos de los muslos (¡lo necesitarás!). Prueba algunas sentadillas si te sientes con ganas.

Apetito por el sexo: Esto varía mucho de una mujer a otra, pero algunas informan haber aumentado la libido durante el primer y segundo trimestre. Es bastante común porque sus hormonas fluctúan, comienza a sentirse con más energía y tiene esa lubricación natural que proporciona la leucorrea.

Siempre que tenga un embarazo de bajo riesgo y esté lista para ello, la mayoría de los obstetras/ginecólogos alentarán la actividad sexual con su pareja y no limitarán nada específico al respecto. Esto incluye con qué frecuencia, durante cuánto tiempo y en qué posición. Sin embargo, la mayoría sugiere evitar la lubricación, ya que puede alterar la flora vaginal y provocar el crecimiento bacteriano y la infección por hongos (Referencia 14).

Aumento del tamaño de los senos: Aunque en su mayoría estaban doloridos y sensibles en el primer trimestre y pueden haber crecido un poco de tamaño, es probable que los senos crezcan unos cuantos tamaños de copa en el segundo trimestre.

Además de crecer, es posible que notes venas azules más pronunciadas, como en el primer trimestre. También puede notar que sus pezones y areolas se vuelven más oscuros y prominentes, ¡sobresaliendo un poco más, como un gran objetivo para su bebé recién nacido!

Gomas de borrar blandas: El aumento de estrógeno y progesterona puede causar encías inflamadas y dolorosas, incluso gingivitis (Ref 15).

Asegúrese de cepillarse los dientes, usar hilo dental y usar enjuague bucal regularmente (al menos dos veces al día) para mantener su higiene bucal. Esto ayudará a evitar que la gingivitis se convierta en algo más grave.

Apetito y aumento de peso: El segundo trimestre es cuando la mayoría de las mujeres recuperan el apetito y comienzan a aumentar algunas libras. Esto puede ser algo bueno, especialmente si los síntomas del primer trimestre le hicieron perder peso o no aumentarlo como se esperaba.

Un buen objetivo de aumento de peso es de aproximadamente 0,5 a 1 libra por semana desde ahora hasta el nacimiento. Recuerde que su bebé está creciendo dentro de usted y también aumentará casi un cuarto de libra de peso cada semana. Disfruta de tu apetito renovado y come verduras y frutas saludables. Mantenga las cáscaras en la fruta (asegúrese de lavarlas primero) para aumentar su consumo de fibra. Trate de no comer en exceso y evite las comidas copiosas, ¡o podría ver que su indigestión y acidez estomacal regresen con fuerza!

No se sienta mal si gana un poco más de una semana a otra, solo intente equilibrarlo en el transcurso de unas pocas semanas. Los alimentos más saludables y ricos en fibra te ayudarán a evitar subir más de peso de lo que piensas.

5 meses de desarrollo

Durante las semanas 19 a 22 de embarazo, el feto crecerá del tamaño de un aguacate al tamaño de una toronja. También es probable que llegue oficialmente a la marca de una libra, aproximadamente el mismo peso que una pequeña barra de pan.

Segunda ecografía: En algún momento alrededor de este tiempo, es probable que su médico programe su segunda ecografía. Durante este ultrasonido, verificarán las etapas normales del desarrollo fetal, tomarán medidas y se asegurarán de que las cosas (como el corazón y otros órganos) funcionen como se espera.

¡También es el ultrasonido el que generalmente puede revelar el sexo de su futuro bebé! Si quiere saber, asegúrese de decírselo al técnico de ultrasonido; por supuesto, ¡díselo también si quieres que sea una sorpresa! A menos que sea un experto en la lectura de imágenes médicas, probablemente no podrá notar la diferencia mirando el ultrasonido.

Tenga en cuenta que es más fácil verificar que es un niño (y excluir a una niña) que verificar definitivamente que es una niña. Esto se debe a que las partes de los niños son mucho más obvias que las de las niñas, pero a veces un niño es simplemente modesto y obtiene a la niña equivocada en el ultrasonido. Su técnico de ultrasonido generalmente solo le dará una indicación del sexo del feto si está bastante seguro de lo que está viendo.

¿Tienes un estetoscopio? : Los latidos del corazón de su bebé son cada vez más fuertes y rápidos, y es posible que no necesite un ultrasonido para escucharlos. Si tiene un estetoscopio por ahí, es posible que pueda ponérselo en el estómago y escuchar los latidos del corazón por sí mismo. ¡Algunas mamás lo encuentran relajante y otras lo encuentran enloquecedor! Cuando estaba embarazada de mi primera, usé este increíble estetoscopio 3M Littman, que era súper sensible a los sonidos de mi vientre.

Tenga en cuenta que no recomendamos el uso de sistemas doppler fetales, aunque esto puede parecer atractivo. No son seguros y están en contra de las regulaciones para la venta en los Estados Unidos. Puede lograr el mismo resultado con un estetoscopio o un amplificador de sonido fetal (esencialmente un estetoscopio amplificado).

Desarrollo auditivo: Las orejitas de su bebé ahora se están desarrollando y moviéndose a su lugar previsto en la cabeza. ¡Use nuestra calculadora de genética de bebés para predecir cómo se verán las orejas y otras partes del cuerpo de su bebé! Incluso pueden comenzar a escuchar diferentes sonidos en el útero, y algunos científicos creen que un feto de 5 meses puede incluso comenzar a reconocer diferentes voces. Ahora que su feto puede empezar a escuchar lo que está pasando, intente leer un buen libro para bebés en voz alta como rutina antes de acostarse.

Construye depósitos de grasa: Hasta ahora, su bebé no había desarrollado depósitos de grasa debajo de la piel. En este momento, los primeros depósitos de grasa comenzarán a formarse debajo de la capa de piel de aspecto translúcido.

Genitales – Pene o Vagina: A medida que las neuronas crecen en el cerebro, la médula espinal y el sistema nervioso periférico, forman una intrincada red de conexiones en red para ayudar a transportar e interpretar la información. Al igual que los cables en su hogar, las neuronas deben aislarse para ayudarlas a transportar información de manera más eficiente y directa entre orígenes y destinos. Este aislante graso se llama mielina y comienza a revestir las neuronas de su bebé durante este mes.

Partes de niño y niña: No solo existe la posibilidad de que las partes de niños o niñas hayan tenido una gran aparición en el ultrasonido este mes, sino que también se están convirtiendo en más de lo que se ve en la superficie. Los genitales ahora están conectados a una extensa tubería interna que los mantiene funcionando según lo previsto, incluidas las trompas de Falopio y los conductos deferentes.

Leer más  ¡Descubre el sexo de tu bebé durante la PRIMERA ecografía! método Ramzi.

Bostezos e hipo: Además de moverse más, puede notar que su bebé bosteza en el ultrasonido y puede comenzar a sentir que su bebé tiene hipo por primera vez. Estos hipos son una buena señal de que su bebé se está preparando para respirar y practicar sus movimientos de succión y deglución.

Su bebé también beberá pequeñas cantidades de líquido amniótico, y dado que las papilas gustativas también se están desarrollando en este momento, ¡incluso podrían tener una opinión sobre lo que comió anoche!

Mes 5: Síntomas del embarazo

Aunque la mayoría de los síntomas del primer trimestre ya han desaparecido, es posible que algunos aún persistan. Además, el quinto mes de embarazo trae grandes cambios a tu cuerpo:

Gran apetito: Ahora que sus náuseas y náuseas matutinas han disminuido, probablemente haya recuperado el apetito. Siéntase libre de comer cuando tenga hambre, pero trate de limitarse a frutas, verduras y alimentos ricos en proteínas. No comas en exceso, o terminarás en la tierra de la acidez estomacal y la indigestión.

¡Saltaste! Hacer estallar es el término que usan las mujeres para describir cuando ellas (y todos los que las rodean) de repente se dan cuenta de que están presumiendo. Para el quinto mes, la mayoría de las personas en el vecindario y en el trabajo notarán tu barriga abultada, ¡y deberías estar listo para todos los comentarios!

Tómalo como un cumplido cuando alguien te diga «¡Guau, realmente te enamoraste!». – ¡Porque ahora ya no es un misterio si estás embarazada o simplemente tienes peso en el estómago!

Cuando tu barriga se revienta durante el embarazo, también es probable que tu ombligo comience a sobresalir repentinamente. Es muy común que, incluso las mamás con un innie profundo, de repente tengan un ombligo plano o protuberante. ¡Puede agradecer a su bebé por llenar todo ese espacio y estirar las cosas!

Es un momento común para que las mujeres le digan a los demás que están embarazadas, especialmente en el lugar de trabajo cuando sus compañeros de trabajo comienzan a sospechar de su creciente panza.

Dolor de cabeza: Es posible que continúes teniendo dolores de cabeza intermitentes en el segundo trimestre, especialmente si no te mantienes bien hidratado y no duermes lo suficiente. Esto se ve exacerbado por los cambios en el flujo sanguíneo y el volumen que ocurren en su cuerpo, y los niveles hormonales cada vez mayores (Ref 16). Pregúntele a su médico acerca de los analgésicos de venta libre que son seguros para tomar durante el embarazo.

Crecimiento de pelo y uñas: Estos aumentos continuos de las hormonas estrógeno y progesterona también harán que su cabello y uñas crezcan más rápido que nunca. También pueden lucir brillantes y saludables a medida que su cuerpo aprovecha las hormonas y desarrolla uñas más fuertes y cabello menos quebradizo. ¡Es el momento adecuado para una sesión de fotos de embarazo!

Calambres en las piernas: Los calambres en las piernas son dolorosos y molestos, y provocan espasmos en las piernas aparentemente al azar durante el día y la noche. Trate de hacer movimientos ligeros y asegúrese de tomar sus vitaminas prenatales para asegurarse de tener suficiente calcio, potasio y magnesio.

Mareado: Puede que no sea nuevo para usted en este momento, pero el segundo semestre también es cuando las mujeres informan que se sienten débiles y mareadas, probablemente debido a los cambios constantes en el volumen y el flujo sanguíneo.

Es difícil para su cuerpo seguir produciendo más sangre para usted y su bebé en crecimiento. Asegúrese de consumir suficientes calorías y beber suficiente agua, y cuando se sienta débil o mareado, siéntese o acuéstese inmediatamente y levante los pies si puede. La sensación debería desaparecer en unos minutos. Póngase en contacto con su médico si esto persiste o empeora.

Hinchazón de pies y tobillos: Cuando se acumula líquido corporal en los pies y los tobillos, se llama edema. También puede ocurrir con las manos y volverse cada vez más problemático a medida que avanza hacia el tercer trimestre. Esto sucede por dos razones principales. Primero, los líquidos se acumulan para ayudar a alimentar a su bebé, pero es posible que no se distribuyan uniformemente por todo el cuerpo. En segundo lugar, a medida que su cuerpo produce más relaxina y la envía a sus ligamentos, puede hacer que los músculos y huesos se aflojen y se extiendan a sus pies y tobillos.

No se sorprenda si sus pies crecen una o dos tallas y necesita cambiar temporalmente a zapatos más anchos. No se preocupe, lo más probable es que vuelva a la normalidad después del parto.

Estrías: Durante el segundo trimestre, lo más probable es que notes la formación de estrías en el abdomen, los muslos y las nalgas. Esto es muy común, afecta alrededor del 90% de todas las mujeres embarazadas y viene en una variedad de colores y severidad (Ref 17). Pueden ser de color canela, naranja, amarillo, rojo o rosa, y es posible que solo tengas un par en el abdomen o, literalmente, cientos en el pecho, los muslos y las nalgas.

Las estrías se producen porque la piel no es lo suficientemente elástica para soportar todo el estiramiento. A medida que se estira hasta el límite, desarrollará pequeñas lágrimas. Estos tienden a ser más comunes si aumentó de peso durante el embarazo, si su madre o abuela los tuvo durante el embarazo y si tiene una tez más clara.

Manejo de las estrías: Hidrata tu piel al menos una o dos veces al día, y especialmente después de la ducha o el baño. Si bien no existe una solución simple para las estrías, un humectante espeso de manteca de cacao como este puede ayudar a reducir su gravedad. La hidratación también puede ayudar a aliviar la picazón en la piel reportada por muchas mujeres durante este tiempo, también debido a los constantes estiramientos y tirones.

Sangrado de las encías: Hemos hablado sobre el enrojecimiento y la inflamación de las encías en el 4to mes, pero en algunos casos esto empeorará hasta el punto en que notará que sus encías sangran y posiblemente se formen pequeños bultos. Es bastante común durante el segundo trimestre, y la única forma de evitarlo es mantener una buena higiene bucal: cepillarse los dientes, usar hilo dental, enjuague bucal al menos dos veces al día y cuidar esas encías. Informe a su médico sobre cualquier sangrado de encías que dure más de uno o dos minutos, o cualquier bulto que se forme en sus encías.

6 meses de desarrollo

El sexto mes es el último mes del segundo trimestre, que abarca desde las semanas 23 a la 27. Durante este tiempo se produce un crecimiento fetal grave, lo que hace que su bebé termine siendo del tamaño de una pelota de fútbol y pesando alrededor de 2 libros.

Grasa y piel: Lo que antes parecía un frijol pequeño y transparente está comenzando a desarrollar una capa de grasa debajo de su piel. Pero esto sucede lentamente en comparación con el desarrollo de la piel, lo que da como resultado un feto pequeño y arrugado con muchos pliegues de piel adicionales. Eventualmente, la piel se tensará a medida que la grasa crea una buena capa de relleno debajo de la piel.

Escuchar y reconocer sonidos: Las orejas de su bebé no solo han crecido y migrado a una posición más normal en su cabeza, sino que también están funcionando muy bien, escuchando sonidos dentro y fuera de su cuerpo.

Su bebé ahora podrá escuchar los latidos de su corazón, su digestión (¡y su indigestión!) y su respiración. ¡Preste atención a lo que dice porque su bebé está comenzando a reconocer su voz y a aprender patrones de lenguaje!

El cerebro funcional: De repente, escuchar y ver es posible gracias a un cerebro que forma lentamente su vasta red de conexiones que ayudan a procesar y comprender la información. Si pudieras ponerle una gorra al cerebro a tu bebé ahora mismo, verías que las ondas cerebrales comienzan a parecerse a las de un bebé, con los distintos ritmos que caracterizan la actividad del cerebro humano (Ref 18).

Un rostro emerge: Echar un vistazo ! Su feto ahora tiene una cara pequeña que comienza a parecerse a la que tendrá al nacer. De repente, su feto ya no parece un extraterrestre y poco a poco empieza a parecerse a una persona diminuta, con los ojos, la nariz, las orejas y la boca en la posición adecuada. Si te haces una ecografía 3D, ¡realmente entenderás lo que es!

El reflejo de sobresalto: Si tiene hipo, se mueve repentinamente o incluso tiene un poco de gas (¡está hinchado!), puede asustar a su bebé y hacer que se dé la vuelta. Este reflejo de sobresalto comienza a desarrollarse alrededor del sexto mes de embarazo y será uno de los signos del funcionamiento normal del sistema nervioso que su OB-GYN y su pediatra evaluarán después del nacimiento.

Nariz y olores: Esa adorable naricita en la cara de tu bebé no solo es linda como un botón, también comienza a abrirse y funciona como una nariz real. A medida que ingresa al tercer trimestre, algunos investigadores incluso creen que ya en la semana 30, el bulbo olfativo se está formando y su bebé comienza a sentir su entorno (Ref 12). ¡Cuidado con lo que comes!

Uñas pequeñas: A estas alturas, su feto comenzará a tener uñas pequeñas en las manos y los pies. A veces, estos progresan tanto que terminan rascándose después del nacimiento mientras sus brazos se agitan tratando de dar sentido a su nuevo entorno. Si es así, pídale a su médico que le ayude a limarse las uñas para evitar que se rasque.

Ojos abiertos : Aunque el feto desarrolló ojos hace varias semanas, aún no se habían abierto. No solo tienen pequeñas pestañas adorables ahora, sino que podrían comenzar a abrir un poco los ojos, guiñándote un poco. La investigación muestra que estas primeras experiencias reveladoras recogen información visual de su entorno, ¡incluso si es poco probable que obtengan mucho significado de él (Ref 6, 13)!

A algunas mamás les gusta colocar una linterna contra su vientre y moverla, enviando un pequeño resplandor de luz al útero. La luz puede desencadenar el reflejo de sobresalto (¡literalmente!), lo que hace que su bebé se mueva un poco en respuesta a la luz.

Leer más  Cómo controlar el estreñimiento durante el embarazo

Mes 6: Síntomas del embarazo

Cerebro de bebé y visión borrosa: El concepto de tener un «cerebro de bebé» es bastante común y generalmente describe el procesamiento más lento, el olvido y la impulsividad que pueden acompañar al embarazo.

Según los neurocientíficos, esto no es del todo sorprendente, debido a los enormes aumentos de las hormonas sexuales que se observan durante el embarazo, en particular el estradiol y la progesterona circulantes (Ref. 8).

Investigaciones recientes demuestran que el cerebro del bebé no es una leyenda urbana: está relacionado con cambios estructurales y funcionales en el cerebro mismo, cambios que comienzan durante el embarazo y persisten durante meses después del parto (Ref. 7).

Así que no te sientas mal si eres olvidadiza o no puedes seguir la trama de una película, es algo natural y esperado durante el embarazo.

Para empeorar las cosas, también puede experimentar visión borrosa durante el segundo y tercer trimestre del embarazo. Esto también es causado por las hormonas, el aumento de la producción de lágrimas y la acumulación de líquido, y es probable que desaparezca poco después del parto (Ref. 6).

Enrojecimiento y sofocos: Le dijimos anteriormente que los sistemas circulatorios de las mujeres embarazadas trabajan tiempo extra para desarrollar y producir suficiente volumen de sangre para mantenerla a usted y a su bebé en crecimiento. Esto no solo provoca mareos que puede sentir a veces, sino también enrojecimiento y rubor en las extremidades.

Esto generalmente incluye la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Algunas mujeres encuentran alivio sumergiendo las manos y los pies en agua fría o sosteniendo una bolsa de hielo en las manos durante unos minutos.

Además de las extremidades, es posible que sientas al azar un calor o un frío excesivos durante el embarazo, también por lo general debido a los cambios en el estrógeno y el volumen sanguíneo.

Sarpullido por calor espinoso: Todas las nuevas proporciones de su cuerpo, más el calor y el sudor generados cuando camina y hace ejercicio, pueden causar que se formen nuevos sarpullidos alrededor de su cuerpo. Por lo general, se encuentran en áreas como debajo de los senos, las axilas y entre los muslos y las nalgas.

Puede sentirse como un sarpullido que pica y espinoso, y se vuelve bastante agravante. Use una crema espesa que contenga almidón de maíz y calamina, los cuales son seguros durante el embarazo. Una buena opción es la Crema Remedy de Medline.

Línea negro: La linea nigra es la banda vertical oscura de piel que se forma alrededor del ombligo durante el embarazo. Por lo general, se extiende desde la entrepierna hasta el ombligo e incluso puede extenderse por encima del ombligo.

Durante el segundo trimestre, puede notar que la línea negra comienza a crecer. Es más común en mujeres de piel más oscura y es muy probable que desaparezca después de que nazca su bebé.

La investigación muestra que las mujeres con línea nigra tienen más probabilidades de tener otras formas de melasma durante el embarazo, como decoloración facial (Ref 9). No te preocupes, ¡también es muy probable que desaparezca después de dar a luz!

Hablando de la linea nigra, algunas mujeres creen que la altura de la linea nigra puede indicar el sexo de su feto; aunque no hay evidencia científica real para esto, puede ser un divertido juego de adivinanzas.

El apetito continúa: ¿Notas un patrón? A lo largo del segundo trimestre, su apetito debería ser bastante fuerte, especialmente a medida que se acerca el tercer trimestre. Esto es bueno y ayuda a garantizar que obtenga suficientes calorías (especialmente proteínas) para mantenerse a usted y a su bebé.

Hinchazón e indigestión: Por supuesto, el aumento del apetito provoca hinchazón e indigestión después de comer. Como mencionamos anteriormente, es posible que desee evitar las comidas copiosas y dividir su dieta en varios refrigerios a lo largo del día (Referencia 10).

Goteo nasal y ronquidos: No solo produce más mucosidad en el canal vaginal y los ojos, sino que también puede notar secreción nasal. ¡Y tu pareja podría hacerte saber que estás roncando un poco más de lo normal! ¡Después de todo, los que roncan siempre se duermen primero!

Toda la mucosidad y la hinchazón en las fosas nasales pueden causar ronquidos bastante fuertes, ¡así que no te sorprendas si te despiertas con tu pareja durmiendo en otra habitación! Las tiras nasales, como las que fabrica Breathe Right, son razonablemente efectivas y seguras de usar durante el embarazo.

Dolor abdominal : Si experimenta un dolor leve en la parte inferior del abdomen durante el segundo trimestre y es intermitente, es probable que experimente dolor en los ligamentos redondos.

¿Recuerdas que hablamos de relaxina en el mes 5 (hablando de pies y tobillos hinchados)? Es lo mismo que hace que los ligamentos de la parte inferior del abdomen se estiren demasiado. Intenta hacer ejercicios de Kegel y sentadillas para fortalecer esos músculos y ligamentos, y prepárate para el gran día.

Piernas inquietas y calambres: Si tiene calambres en las piernas, es probable que también sienta la necesidad de mover las piernas, especialmente cuando trata de relajarse. Podría ser el síndrome de piernas inquietas, que es bastante común durante el embarazo. Al igual que con el dolor de ligamentos redondos, puede intentar ponerse de pie, estirarse y hacer algo de ejercicio. También debes asegurarte de tomar estas vitaminas prenatales, ya que las deficiencias de potasio, calcio y otros minerales pueden empeorar los calambres en las piernas de lo normal.

Hemorroides: Es uno de los efectos secundarios más incómodos y vergonzosos del embarazo y afecta aproximadamente al 25-35% de todas las mujeres embarazadas.

El aumento del flujo de sangre en el área pélvica, junto con el aumento de la presión hacia abajo de su bebé, puede causar venas hinchadas y con picazón en y alrededor del recto. Estos serán más molestos cuando esté sentado durante largos períodos de tiempo y cuando tenga una evacuación intestinal (¡y cuando se limpie!).

Peor aún, si todavía está un poco estreñido, puede provocar algunas hemorroides bastante intensas. Pruebe las compresas de hamamelis para un alivio rápido de la picazón y el dolor. De lo contrario, espere entre 8 y 24 semanas después del nacimiento y es posible que desaparezcan por sí solos (Ref. 11)).

Siguiente: ¡El tercer trimestre!

Referencias

Al desarrollar esta guía, consultamos a médicos, pediatras y biólogos. Se recopilaron recursos adicionales de la Oficina para la Salud de la Mujer, la Fundación Nemours, la Asociación Estadounidense del Embarazo y las Clínicas Mayo y Cleveland. Los recursos científicos adicionales (Referencias 1-18) citados en el artículo se pueden encontrar aquí:

1. Kaur, A. y Kaur, A. (2011). Ecografía transvaginal en el primer trimestre del embarazo y su comparación con la ecografía transabdominal. Revista de Farmacia y Ciencias Bioaliadas, 3(3), 329. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3178938/

2. Canick, JA y MacRae, AR (agosto de 2005). Marcadores séricos del segundo trimestre. Dentro Seminarios en perinatología (Vol. 29, No. 4, p. 203-208). WB Saunders. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0146000505000455

3. Alfirevic, Z., Navaratnam, K. y Mujezinovic, F. (2017). Amniocentesis y muestreo de vellosidades coriónicas para el diagnóstico prenatal. Base de datos Cochrane de revisiones sistemáticas, (9). https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD003252.pub2/abstract

4. Tabor, A., Madsen, M., Obel, E., Philip, J., Bang, J. y Gaard-Pedersen, B. (1986). Ensayo controlado aleatorio de amniocentesis genética en 4606 mujeres de bajo riesgo. La lanceta, 327(8493), 1287-1293. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0140673686912183

5. Verhave, BL, Nassereddin, A. y Lappin, SL (2018). Embriología, Lanugo. Edición Stat Pearls. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK526092/

6. Dinn, RB, Harris, A. y Marcus, PS (2003). Cambios en los ojos durante el embarazo. Encuesta obstétrica y ginecológica, 58(2), 137-144. https://journals.lww.com/obgynsurvey/Fulltext/2003/02000/Ocular_Changes_in_Pregnancy.24.aspx

7. Hoekzema, E., Barba-Müller, E., Pozzobon, C., Picado, M., Lucco, F., García-García, D., … & Ballesteros, A. (2017). El embarazo provoca cambios duraderos en la estructura del cerebro humano. Neurociencia natural, 20(2), 287. https://www.nature.com/articles/nn.4458

8. Barha, CK y Galea, LA (2017). El “cerebro del bebé” materno revisitado. Neurociencia de la naturaleza, 20(2), 134. https://www.nature.com/articles/nn.4473

9. Moin, A., Jabery, Z. y Fallah, N. (2006). Prevalencia y conocimiento del melasma durante el embarazo. Revista Internacional de Dermatología, 45(3), 285-288. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/j.1365-4632.2004.02470.x

10. Zielinski, R., Searing, K. y Deibel, M. (2015). Molestias gastrointestinales durante el embarazo. La Revista de Enfermería Perinatal y Neonatal, 29(1), 23-31. https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1517/14656566.2013.836181

11. Riss, S., Weiser, FA, Schwameis, K., Riss, T., Mittlböck, M., Steiner, G. y Stift, A. (2012). La prevalencia de hemorroides en adultos. Revista internacional de enfermedades colorrectales, 27(2), 215-220. https://link.springer.com/article/10.1007/s00384-011-1316-3

12. Sarnat, HB, Flores-Sarnat, L. y Wei, XC (2017). Desarrollo olfativo, parte 1: función, desde la percepción fetal hasta la cata de vinos en adultos. Revista de neurología infantil, 32(6), 566-578. https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/0883073817690867

13. Graven, SN (2004). Desarrollo visual neurosensorial temprano del feto y del recién nacido. Clínicas de perinatología, 31(2), 199-216. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15289028/

14. Aguin, TJ y Sobel, JD (2015). Candidiasis vulvovaginal durante el embarazo. Informes actuales de enfermedades infecciosas, 17(6), 30. https://link.springer.com/article/10.1007/s11908-015-0462-0

15. Ziskin, DE y Nesse, GJ (1946). Gingivitis del embarazo: historia, clasificación, etiología. Revista Americana de Ortodoncia y Cirugía Oral, 32(6), A390-A432. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/0096634746901408

16. Nappi, RE, Albani, F., Sances, G., Terreno, E., Brambilla, E., & Polatti, F. (2011). Dolores de cabeza durante el embarazo. Informes actuales de dolor y cefalea, 15(4), 289-294. https://link.springer.com/article/10.1007/s11916-011-0200-8

17. Korgavkar, K. y Wang, F. (2015). Estrías durante el embarazo: una revisión de la prevención tópica. Revista británica de dermatología, 172(3), 606-615. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/bjd.13426

18. Andescavage, NN, du Plessis, A., McCarter, R., Serag, A., Evangelou, I., Vezina, G., … & Limperopoulos, C. (2017). Trayectorias complejas del desarrollo del cerebro en el feto humano sano. Corteza cerebral, 27(11), 5274-5283.

 Encuentra artículos para embarazadas en el catálogo online para todas las necesidades y gustos. 

Tenemos disponibles guías de compra en el blog online de de oferta diaria.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies