Cuándo gatean los bebés

¿Cuándo gatean los bebés?

 

¡Tener cuidado con lo que deseas! Una vez que tu bebé comienza a gatear, te enfrentas a una nueva serie de desafíos. Pero, ¿cuándo exactamente debe esperar que su bebé comience a gatear? Revisamos la investigación y consultamos con un pediatra del desarrollo, y determinamos los hitos del desarrollo apropiados a los que debe prestar atención.

¿Cuándo empiezan a gatear los bebés?

La respuesta simple es alrededor de 8 a 9 meses. Pero es una pregunta mucho más compleja de lo que piensas, porque los bebés varían según los meses cuando hacen su primer intento de gatear. Además, tenga cuidado con lo que desea: ¡los bebés que gatean pueden meterse en muchos problemas! ¡Asegúrese de elegir algunas de las mejores puertas para bebés y lea nuestra guía de protección infantil!

¿Qué muestra la investigación de rastreo?

Analicemos algunas de las investigaciones para ayudarlo a determinar cuándo su bebé debe comenzar a gatear. Para investigar esta pregunta, la Organización Mundial de la Salud realizó un importante estudio en el que participaron más de 800 niños en 5 países diferentes (incluido Estados Unidos).

Los trabajadores de campo visitaron los hogares de los bebés y observaron su comportamiento una vez al mes durante el primer año de vida y dos veces al mes durante el segundo año de vida. Registraron el comportamiento de los bebés, incluso si estaban sentados sin apoyo, parados con ayuda (sosteniéndose de algo), gateando sobre sus manos y rodillas, parados solos y caminando solos.

Esto es lo que encontró el estudio: En el siguiente gráfico, puede ver que a los 8,5 meses, la mayoría de los bebés (alrededor del 51 % de ellos) gateaban. A los 9,5 meses aproximadamente el 75 % de ellos gateaba ya los 10,5 meses aproximadamente el 90 % gateaba.

Por lo tanto, puede esperar que su bebé comience a gatear alrededor de los 5 meses (muy raramente), más a menudo alrededor de los 8-9 meses y hasta alrededor de los 12 meses (muy raramente).

¿Cómo ayudar a tu bebé a gatear?

Muchos padres tienen prisa por acelerar el desarrollo de sus hijos, principalmente debido a la ansiedad por alcanzar los hitos del desarrollo. Pero te animamos a que seas paciente y dejes que tu bebé desarrolle sus habilidades motoras a su propio ritmo.

¡Ten paciencia y deja que tu bebé desarrolle sus habilidades motoras a su propio ritmo!

¡Hora de comer!

Antes de que su bebé pueda comenzar a gatear, necesita fortalecer el centro y la parte superior del cuerpo. Deben ser lo suficientemente fuertes para luchar contra la fuerza de la gravedad y levantar el pecho del suelo. ¡El tiempo boca abajo es una excelente manera de ayudar a su bebé a desarrollar fuerza en la parte superior del cuerpo, generar confianza y ayudarlo a darse cuenta de su propio poder y habilidades!

¡Modelando el comportamiento de exploración!

Estar cerca de otros niños que gatean o incluso ver a los padres gatear en el suelo puede ayudar a los bebés a empezar a gatear. Puede parecer una tontería que los padres gateen por el suelo (¡y lo es!), pero muchas investigaciones muestran que desde una edad muy temprana, los bebés observan e imitan el comportamiento de los demás. La exploración es sólo un ejemplo.

¡Motívate y haz sitio!

Otra manera de animar a su bebé a empezar a gatear es empezar a colocar esos preciosos juguetes un poco más lejos de su bebé, haciendo que haga el trabajo de navegar por su entorno para recuperar sus juguetes favoritos.

¡Paciencia, padres!

Por lo general, los bebés encontrarán todo tipo de formas de moverse en el suelo mucho antes de empezar a gatear. Pueden darse la vuelta para acercarse a algo, impulsarse por el suelo sobre su trasero mientras están sentados, o incluso moverse como un gusano en el suelo (¡esto a menudo se llama «gatear»)! Los bebés pueden ser muy creativos para descubrir cómo llegar a donde necesitan estar.

Leer más  El segundo trimestre del embarazo: qué esperar

De acuerdo con la Academia Estadounidense de Pediatría, existen hitos de la motricidad gruesa que generalmente conducen al gateo. Uno se llama «gateo comando» (alrededor de los 8 meses), lo que significa gatear con los codos y arrastrar el resto del cuerpo por el suelo. Otro se llama «gatear» (alrededor de los 9 meses), lo que significa empujar el suelo boca abajo. A veces puede parecerse un poco a un gusano. Casi al mismo tiempo, algunos bebés hacen algo llamado «gatear de oso», que básicamente es gatear, pero las piernas se mantienen rectas en lugar de las rodillas dobladas.

En algún momento alrededor de los 9 meses, un día, notará que su bebé se para sobre sus manos y rodillas y se mece un poco hacia adelante y hacia atrás. ¡Esa es una buena señal de que se están preparando para gatear! No se sorprenda si comienza a gatear hacia atrás antes de descubrir cómo gatear hacia adelante. Esto no suele ser motivo de preocupación.

Si a su bebé le faltan uno o más hitos de la motricidad gruesa, debe consultar al pediatra de su hijo.

¿Por qué es importante la exploración?

El gateo es el primer comportamiento de su bebé que involucra lo que los expertos llaman movimiento bimanual coordinado, lo que básicamente significa que ambos lados del cuerpo se mueven alternativamente. El gateo es un hito importante en el desarrollo porque está asociado con varias funciones perceptivas y cognitivas importantes más adelante en la vida.

A veces, los bebés dejan de gatear por completo y pasan directamente a caminar. Como señaló la Academia Estadounidense de Pediatría, gatear no es un requisito previo para caminar. Pero los bebés que no gatean por completo pueden estar perdiendo algunos de los beneficios del gateo para el desarrollo.

Gatear no es un requisito previo para caminar. -La AAP.

Los beneficios de gatear incluyen: mayores habilidades espaciales, patrones de conectividad más diversos en el cerebro, cambios en el procesamiento socioemocional y mayor desarrollo del lenguaje receptivo y expresivo.

Por estas razones, le sugerimos que limite la cantidad de estímulo que le da a su bebé para que camine antes de que aprenda a gatear. Muchos padres se sienten tentados a tomar las manos de su bebé y ayudarlo a caminar o sostenerlo mientras sostiene algo. Le sugerimos que suspenda este tipo de estímulos hasta que su bebé haya aprendido a gatear con éxito.

¿Por qué mi bebé no gatea?

Hay varias razones por las que su bebé aún no gatea. Si tu bebé tiene más de 10 meses y empiezas a preguntarte por qué no gatea, aquí tienes algunas posibles razones.

Por un lado, es posible que su bebé no esté listo para esta etapa difícil. Si su bebé tiene alrededor de 10 meses y está alcanzando todos sus otros hitos motores, probablemente sea solo cuestión de tiempo antes de que comience a gatear. Eso sí, si estás preocupada, consulta al pediatra de tu hijo.

Una segunda razón por la que es posible que su bebé aún no gatee se debe a la falta de fuerza en el centro y la parte superior del cuerpo. Es posible que desee considerar agregar un poco más de tiempo boca abajo todos los días. Lo entendemos: algunos bebés realmente odian el tiempo boca abajo, pero ayudarlos a desarrollar la fuerza para gatear también es esencial.

Leer más  Riesgos de la iluminación en días festivos: mantener al bebé seguro y feliz

Una tercera razón por la que es posible que su bebé aún no gatee se debe a un trastorno del desarrollo. Si su bebé muestra métodos peculiares para moverse, como gatear con un solo lado de su cuerpo, definitivamente comuníquese con el pediatra de su hijo para asegurarse de que todo vaya bien. Recuerde, si le preocupa el desarrollo de su hijo, consultar con su pediatra debe ser el primer paso. Y no tengas miedo de molestarlos, ¡están totalmente acostumbrados y están ahí para ayudarte!

 

Cada día ves a tu bebé crecer, descubrir y ser más independiente. Por eso es natural preguntarse cuándo empezará a gatear. Resulta que no hay una edad concluyente para que tu bebé alcance o intente alcanzar este hito del movimiento. Sin embargo, merece la pena informarse sobre las formas de estimular el desarrollo de tu hijo y ayudarle a aprender a gatear.

Observar y ayudar a tu hijo a dominar esta nueva habilidad es una de las alegrías de la paternidad que experimentarás en este primer año, y el momento en que tu hijo «lo consiga» lo recordarás durante mucho tiempo.

Muchos niños empiezan a gatear entre los 7 y los 10 meses. Pero como cada bebé es especial, es posible que tu hijo gatee antes o después que los demás. Algunos bebés se saltan por completo la etapa del gateo.

 

Recuerda que todos los niños crecen y se desarrollan a su propio ritmo. Intenta no comparar a tu hijo con otros bebés. Si tiene dudas sobre si su hijo va por buen camino, consulte a su médico.

Señales de que tu hijo se prepara para gatear.

Antes de que tu bebé pueda empezar a gatear, tendrá que desarrollar un complejo conjunto de habilidades, todas las cuales le ayudarán a potenciar los músculos para prepararse para el gateo.

Éstas son algunas de las cosas que podrías descubrir que hace tu bebé mientras se prepara para empezar a gatear:
  • Moverse constantemente mientras está tumbado.
  • Arquear el cuello para mirar a su alrededor cuando está tumbado boca abajo (mientras le supervisas mientras está boca abajo).
  • Se levanta cuando está tumbado boca arriba.
  • Girarse o darse la vuelta cuando está boca arriba.
  • Balancearse sobre las manos y las rodillas cuando está a cuatro patas.
  • Presionarse hacia atrás en lugar de hacia delante cuando está a cuatro patas.
  • Hincándose con las rodillas e introduciéndose hacia delante cuando está a cuatro patas.
  • En este momento del desarrollo de tu hijo, es posible que el gateo no esté muy lejos, así que no lo pierdas de vista. No le dejes desatendido a menos que esté en un lugar seguro, como su cuna.

 

Si aún no lo has hecho, también es un buen momento para poner tu casa a prueba de bebés. Como parte de este procedimiento, asegúrate de que los objetos inseguros estén guardados bajo llave y de que los muebles que puedan volcarse estén seguros y protegidos, para que tu hijo no pueda ponerse en peligro una vez que pueda moverse de forma independiente.

 

¿Cuáles son los distintos tipos de gateo?

Te sorprenderá descubrir que no existe un único método para gatear, sino muchos. He aquí algunos de los diseños de gateo más comunes que puede adoptar su hijo:.

  • Gateo a destiempo. Tu bebé gatea sobre las manos y las rodillas, moviendo un brazo y la rodilla opuesta hacia delante al mismo tiempo.
  • Gateo del oso. Tu bebé gatea sobre las manos y los pies, manteniendo rectos los codos y las rodillas.
  • Gateo obstinado sobre el vientre. Tu bebé se desliza sobre el vientre mientras avanza.
  • Pataleo hacia abajo. Tu hijo se desplaza utilizando los brazos mientras corretea sobre el trasero.
  • Gatear como un cangrejo. Tu bebé se desplaza hacia atrás o hacia los lados con ayuda de las manos.
  • Gatear rodando. Tu bebé se desplaza rodando de un sitio a otro.
Leer más  Cómo viajar con un bebé - 25 imprescindibles

Tu bebé puede utilizar cualquiera de estos estilos o quizás crear el suyo propio, así que no te agobies si su gateo no se parece a ninguno de los mencionados.

 

¿Cómo enseñar a gatear a tu bebé?

Los niños están ansiosos por moverse y comprobar, y esencialmente se enseñan a sí mismos a llegar a donde quieren ir. Para motivar a su hijo a empezar a gatear, pruebe estas ideas:.

  • Coloque uno de los objetos o juguetes preferidos de su hijo justo fuera de su alcance cuando esté en el suelo para motivarle a empezar a gatear hacia él.
  • Prepárale una carrera de obstáculos con almohadas, cajas y otros objetos seguros para ayudarle a practicar y desarrollar sus capacidades.
  • Motiva a tu bebé para que gatee hacia uno de sus objetos favoritos mostrándole que lo has escondido detrás de una almohada a poca distancia de donde se encuentra en el suelo.

El objetivo de estos ejercicios es conseguir que tu hijo se emocione al descubrir que gatea y lo vea como una nueva aventura. Si notas que empieza a perder interés o se frustra, es hora de parar y hacer otra cosa.

 

¿Qué ocurre si tu bebé no gatea como se espera?

Como cualquier otro niño, tu hijo se establece a su propio ritmo y en su propio calendario. Intenta no pensar «mi bebé ya debería haber empezado a gatear». Además, ten en cuenta que es posible que tu hijo no gatee exactamente como tú esperas. Es posible que utilice otro método para desplazarse, como arrastrarse con el trasero o la barriga. O puede que evite el gateo por completo.

Normalmente, no hay motivo de preocupación mientras tu hijo esté aprendiendo a colaborar con sus brazos y piernas. Su objetivo final es aprender a andar, así que no te fijes en cómo gatea mientras tanto.

Obviamente, si crees que tu bebé se está estancando correctamente, no es capaz de coordinar cada lado de su cuerpo o no utiliza cada extremidad por igual, habla con tu médico. Y ponte en contacto con tu proveedor siempre que tengas preguntas o dudas sobre el avance de tu hijo en general.

 

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES.

 

¿Cuándo debe poder sentarse un bebé sin ayuda?

Alrededor de los 8 meses, muchos niños pueden mantenerse sentados sin ayuda. Sin embargo, todos los bebés son diferentes, por lo que es posible que su pequeño se mantenga sentado sin ayuda un poco antes o después.

¿Cuándo debería preocuparme que mi hijo no gatee?

Gatear permite a tu hijo ver y explorar el mundo de una forma nueva y variada, y le encantará su mayor libertad y movilidad. Con el tiempo, estará preparado para más y querrá participar con todos los demás que caminan. Disfruta de este momento tan especial. Gatear es una nueva aventura para tu hijo y, a su manera, que tu bebé se mueva individualmente es una nueva aventura también para ti como mamá y papá.

 

 Hallarás artículos para chicas embarazadas en el catálogo online para todos los gustos y necesidades. 

Tienes artículos informativos aquí de ofertas diarias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies