Cómo empezar con alimentos sólidos para alimentar al bebe

Cómo empezar con alimentos sólidos

 

Con todos los cambios en las recomendaciones a lo largo de los años, presentarle a su bebé alimentos sólidos puede ser un momento confuso. Esta sencilla guía te explica cuándo introducir alimentos sólidos a tu bebé, qué darle de comer y cómo hacerlo. ¡Con paciencia y práctica, tu pequeño estará comiendo solo antes de que te des cuenta!

Una vez que esté listo para comenzar la aventura de los alimentos sólidos, le sugerimos que consulte nuestra lista de los mejores alimentos orgánicos para bebés y, si está interesado en hacer su propia comida para bebés, ¡nuestra lista de los mejores fabricantes de alimentos para bebés!

 

Cuándo comenzar con los alimentos sólidos

 

Alrededor de los 4 a 6 meses de edad, puede notar que su pequeño muestra signos significativos de interés en la comida y la comida. Mostrarán signos de preparación cuando puedan sentarse, controlar la cabeza y el cuello y mostrar interés en la comida. Puede notar que cuando come, puede abrir y cerrar la boca o alcanzar su comida. Estas son muy buenas señales de que su bebé está listo para comenzar con alimentos sólidos simples.

Nuestra recomendación es empezar con cereales sencillos para bebés hechos a base de arroz o avena, mezclando el cereal con tu leche materna o fórmula. Comenzar con algo tan familiar como la leche materna de mamá o su fórmula familiar ayudará con la aceptación del cereal para bebés. ¡No espere que su bebé coma mucho, y la mayor parte terminará saliendo de su boca y en su cara! Es una primera experiencia de comer desordenada pero hermosa, y le tomará un tiempo a su bebé acostumbrarse a comer sus primeros alimentos sólidos.

La Sociedad Canadiense de Pediatría y la Academia Estadounidense de Pediatría recomiendan la lactancia materna exclusiva y continuar ofreciendo leche materna con cualquier alimento sólido hasta al menos un año de edad. La leche materna proporciona todas las vitaminas, el hierro y las proteínas necesarios e importantes que un bebé necesita hasta alrededor de los 6 meses de edad, pero continúa beneficiando su salud mucho más allá de ese tiempo. Esta es otra razón por la que es una buena idea mezclar la primera comida de un bebé con la leche materna.

Leer más  Peligros de los plásticos durante el embarazo

 

Alergia a la comida

 

En aquel entonces, algunos padres mantenían los alimentos altamente alergénicos fuera del alcance de los bebés por temor a una reacción alérgica. Por ejemplo, productos que contengan nueces, huevos o productos lácteos (distintos de la leche materna). Hoy en día, pediatras y nutricionistas recomiendan exponer a los niños a estos alimentos, así como a otros alimentos sólidos. Las investigaciones indican que una introducción temprana de alimentos relativamente alergénicos puede ayudar a reducir el riesgo de que los niños de bajo riesgo desarrollen una reacción alérgica.

Los niños de bajo riesgo son aquellos que no tienen antecedentes familiares inmediatos de alergias graves (alimentarias u otras). Los niños de alto riesgo son aquellos que tienen un pariente de primer grado con una alergia severa; a estos niños no se les debe introducir alimentos altamente alergénicos a menos que lo indique un médico.

Los signos de una reacción alérgica pueden incluir urticaria, sarpullido, vómitos, diarrea, hinchazón facial y dificultad para respirar. Los síntomas pueden tardar uno o dos días en aparecer y es probable que sean leves y no pongan en peligro la vida. Si te preocupa la gravedad de una reacción alérgica, no dudes en llevar a tu hijo al médico o a urgencias.

Si su hijo no muestra signos de una reacción alérgica a un alimento nuevo, puede comenzar a incluir gradualmente más alimentos en su dieta, esperando uno o dos días para detectar signos de una reacción.

 

Cómo introducir alimentos sólidos

 

Algunos niños pueden estar bien con los alimentos sólidos, mientras que otros pueden dudar en alejarse de la leche materna o la fórmula. Si su niño pequeño levanta la nariz y se niega a abrir la boca para el avión, primero intente ofrecerle leche materna o fórmula y, cuando casi haya terminado, ofrézcale un puré relativamente suave (como cereal de arroz o avena). Anímalos a comer todo lo que quieran, luego termina con leche materna o fórmula.

Leer más  Guía Definitiva: ¿Dónde se Pone el ISOFIX? Descubre la Mejor Posición para Tu Asiento de Coche

Esta es una rutina muy básica para introducir alimentos sólidos a su niño pequeño y ciertamente se puede personalizar para adaptarse a su hijo. Cada niño come alimentos sólidos de manera diferente, ¡así que no hay una talla única para todos!

Una vez que su bebé comience a comer el puré regularmente y comience a moler de lado a lado, puede reducir los líquidos en el puré. Con el tiempo, podrá masticar y luego podrá darle bocadillos más grandes.

Primeros alimentos para tu bebé

 

Cuando se trata de introducir sólidos a su bebé, no hay evidencia que respalde ningún orden específico de introducción. Querrá exponer a su hijo a una variedad de alimentos, sabores y texturas saludables. Por supuesto, querrá comenzar con alimentos en puré y pastosos hasta que puedan masticar. Una vez que puedan comer bocados, asegúrese de que los pedazos sean pequeños, suaves y fáciles de tragar.

La ingesta recomendada de alimentos sólidos es de alrededor de 4 onzas en cada comida y esto aumentará a medida que crezcan y se desarrollen. Debe ofrecerle a su niño pequeño 2-3 comidas al día.

Al elegir los alimentos para darle a su hijo, asegúrese de evitar los azúcares, las sales y los condimentos añadidos. Puede optar por comprar alimentos para bebés en frascos en la tienda o hacer los suyos propios. Tenemos listas útiles de la mejor comida orgánica para bebés y los mejores fabricantes de comida para bebés, según su nivel de aventura. Si se trata de un comedor quisquilloso, consulte nuestros consejos para comedores quisquillosos.

La comida casera para bebés no es difícil de preparar y simplemente consiste en cocinar la comida antes de hacerla puré en un procesador de alimentos o licuadora (o hacerla puré con un tenedor). Por supuesto, hay algunos excelentes fabricantes de alimentos para bebés en el mercado que pueden cocinar al vapor y hacer puré para usted, todo en una sola unidad. Tenga en cuenta que los alimentos caseros generalmente caducan más rápido que los alimentos comprados en la tienda, a menos que agregue un conservante natural como el ácido ascórbico.

Leer más  El tercer trimestre del embarazo: qué esperar

Notas importantes sobre la comida para bebés:

Las porciones parcialmente consumidas de alimentos para bebés, ya sean caseras o compradas en la tienda, no deben almacenarse en el refrigerador o congelador. Las bacterias de la boca y la cuchara de su hijo pueden contaminar los alimentos. Si está usando comida en frasco, es mejor verter una pequeña porción en un tazón antes de alimentarlo en lugar de alimentarlo del frasco. Como se mencionó anteriormente, los alimentos caseros se pueden congelar en bandejas de cubitos de hielo, creando el tamaño de porción perfecto.

Como probablemente sepas, nunca le des miel a un bebé menor de un año. Hay bacterias naturales en la miel que es posible que sus intestinos inmaduros no puedan manejar (esto puede conducir a una enfermedad mortal conocida como botulismo infantil). Después de la edad de un año, su sistema será lo suficientemente fuerte como para digerirlo.

Recetas de primeros platos rápidas y fáciles

puré de guisantes

3 tazas de guisantes

2 cucharadas de agua

– Cueza al vapor los guisantes durante 2-3 minutos.

– Hacer puré con agua hasta que quede suave y cremoso.

mango y plátano

1 mango (pelado y picado)

1 plátano (pelado)

– Puré de papa.

Boniato, pimiento rojo y pera

1 boniato (pelado y picado)

1 pimiento rojo (picado)

1 pera (picada)

– Cocer al vapor el boniato durante unos 10 minutos.

– Agrega el pimiento rojo y la pera por otros 5 a 10 minutos, hasta que la pera esté tierna.

– Dejar enfriar y hacer puré.

* Se puede agregar agua durante cualquier proceso de maceración para que la textura sea más suave.

* Los alimentos en puré se pueden congelar en una bandeja de cubitos de hielo para un fácil acceso y almacenamiento.

* La mayoría de los alimentos no consumidos se pueden almacenar en el refrigerador durante 48 a 72 horas y en el congelador durante 3 a 6 meses.

 Hallarás productos para embarazadas en esta sección par ti. 

Encuentra información de actualidad en el blog online de diarias ofertas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies