Cómo comenzar a amamantar a su bebé: una guía para principiantes

 

La lactancia materna puede ser una fase emocionante en la vida de una nueva mamá, ya que brinda a su bebé una crianza y un vínculo íntimos que le brindarán beneficios emocionales y relacionados con la salud de por vida.

Pero comenzar a amamantar también puede ser aterrador, especialmente para las nuevas mamás, aquellas que pueden sentirse un poco incómodas con el concepto y las mamás que se preocupan por si lo están haciendo bien.

¡Esperamos que esta guía le ayude a comenzar un exitoso viaje de lactancia lleno de amor y éxito!

empezar a amamantar

Según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), aproximadamente el 83% de todas las mujeres eligen amamantar a sus hijos. Eso no significa que sea posible para todas las mamás, ¡ni tampoco que sea fácil para todas!

La lactancia materna es una de las experiencias de unión más importantes y satisfactorias que una madre tendrá con un nuevo bebé, y trae beneficios para la salud y el bienestar tanto del bebé como de la madre.

Si bien la mayoría de las madres eligen amamantar a su bebé, todo el proceso es más complejo y difícil que poner al bebé al pecho. Algunas mujeres tienen dificultades para amamantar, pero con la preparación y el conocimiento adecuados, amamantar a menudo se convierte en una tarea fácil y cómoda.

Razones para amamantar

Probablemente no necesite que nadie le diga cuán importante es la lactancia materna para la salud y el desarrollo de su bebé, pero algunas mujeres no están seguras de todos los maravillosos beneficios que brinda.

Durante muchos años, los científicos han estudiado los ingredientes que hacen de la leche materna el alimento perfecto para los bebés. Hasta el momento, han descubierto más de 200 compuestos que combaten las infecciones, ayudan al sistema inmunitario a madurar, favorecen la digestión y favorecen el crecimiento del cerebro. ¡Todas estas son propiedades naturales que incluso los mejores ingredientes científicos y alimentarios no pueden copiar! En otras palabras, incluso las mejores fórmulas para bebés no pueden igualar los beneficios naturales de la leche materna.

Los beneficios significativos a largo plazo de la lactancia materna incluyen la reducción del riesgo de asma, alergias, obesidad y algunas formas de cáncer infantil. También se ha demostrado que la leche materna ayuda a desarrollar la inteligencia en los bebés debido a los nutrientes que promueven el crecimiento del cerebro.

La lactancia materna también es beneficiosa para las madres. Las hormonas liberadas durante la lactancia ayudan a reducir la pérdida de sangre después del parto y devuelven el útero a su tamaño normal. Los beneficios a largo plazo incluyen un menor riesgo de cáncer de mama premenopáusico.

Leer más  ¡Haz una piñata de cumpleaños en 8 sencillos pasos!

La leche materna es un líquido poderoso que ofrece más a su bebé que la fórmula. Por estas razones, es importante comprometerse con la lactancia materna. Sin embargo, muchas mujeres maravillosas han intentado sin éxito alimentar a sus hijos para mantener el peso y la salud. Debe tomar la mejor decisión para su pequeño y si eso significa cambiar a la fórmula, ha tomado la decisión correcta.

Lactancia y posicionamiento

Para algunas madres, el proceso de amamantar es natural, pero se requiere un cierto nivel de habilidad para engancharse y posicionarse con éxito. La posición incorrecta es una de las razones comunes por las que falla la lactancia y también puede lesionar el pezón o el seno con bastante facilidad.

Los consultores de lactancia y las enfermeras son a menudo las mejores fuentes de asesoramiento sobre la técnica de posicionamiento y enganche. Sin embargo, la siguiente es una técnica básica que funciona para la mayoría de las mujeres. Si eso no funciona para usted, busque asesoramiento profesional.

Técnica básica de posicionamiento

Comience acariciando la mejilla de su bebé con su pezón. Una vez que su niño abra la boca hacia el pezón, empuje el pezón dentro de su boca para que los labios del bebé rodeen la areola tanto como sea posible. Esta posición se conoce como bloqueo.

Cuando se trata de posicionar su cuerpo y el de su bebé, es importante que ambos se sientan cómodos. Estas son las posiciones que puede probar:

  • Correcto. Una posición sentada en la que la espalda está recta de arriba a abajo.
  • Móvil. El móvil es donde la madre lleva a su bebé en un fular o portabebés mientras amamanta. Esta posición puede requerir algo de práctica, pero es una excelente manera de alimentar a su bebé sin dejar de moverse.
  • Alargado. Esta es una buena posición para las tomas nocturnas o para quienes aún se están recuperando de un parto o una cesárea. La forma más fácil de lograr esta posición es acostarse de lado y abrazar a su bebé contra su pecho.
  • Manos y rodillas. En esta posición de lactancia, la madre está a cuatro patas con el bebé debajo de ella. Esta posición normalmente no se recomienda, pero puede ser una excelente manera de incluir algún ejercicio de fortalecimiento en su día.
Leer más  Guía Definitiva: Cómo Debe Dormir Un Bebé en la Cuna para Mejorar su Salud y Desarrollo

Siempre que se sienta incómodo con una posición de alimentación, asegúrese de detenerse y reajustar o probar una posición diferente. Probablemente tendrá que experimentar con muchas posiciones diferentes hasta que encuentre una que funcione para usted y su bebé. Pruebe algunas de las mejores almohadas de lactancia para ver cuál es mejor para usted y su bebé.

Compresión mamaria

Si encuentra que su suministro de leche parece bajo o que su pequeño no parece estar amamantando todo el tiempo que debería, puede usar la compresión de los senos para mantener el flujo de leche y animar a su bebé a seguir amamantando. Apretar también estimulará un reflejo de bajada, una sensación de hormigueo que indica que la leche está lista para fluir.

Cómo usar la compresión mamaria

  1. Sostenga al bebé con un brazo y su seno con el otro brazo, colocando su pulgar en un lado de su seno y su dedo en el otro lado lejos del pezón.
  2. Vigile cómo bebe su bebé, pero no se obsesione con ver cada toma. Succión tipo pausa abierta significa que el bebé está recibiendo más leche.
  3. Cuando su bebé mastique o deje de beber, comprima el seno apretando y sosteniendo suavemente su seno. Evite rodar los dedos sobre su seno hacia la boca de su hijo.
  4. Mantenga la presión hasta que su bebé ya no beba con la compresión y luego suelte la presión. Si su bebé no deja de succionar cuando se libera la compresión, espere un momento antes de volver a aplicar la compresión. Liberar la compresión permite que su mano descanse.
  5. Continúe con este patrón de apretar y soltar en un seno hasta que su bebé ya no beba con el apretón. Debe permitirle completar el seno por su cuenta. Si su bebé ya no bebe, retírelo del pecho.
  6. Si su bebé todavía tiene hambre, ofrézcale el otro seno y repita el proceso.

Si todo va bien, la compresión mamaria puede no ser necesaria, pero siempre es bueno saber cómo se hace. Si tiene dificultades con el suministro de leche, asegúrese de consultar nuestro artículo sobre cómo aumentar el suministro de leche.

Volver al trabajo

La duración recomendada de la lactancia es de dos años, y la mayoría de las madres habrán regresado al trabajo para entonces. Incluso si ha regresado al trabajo, puede continuar amamantando, incluso si no puede permanecer en contacto con su bebé durante todo el día para hacerlo.

Leer más  Descubre Qué Ven Los Bebés Cuando Se Ríen Solos: Una Mirada a los Primeros Risas de los Bebés

Si no puede alimentarse sola durante el día, puede ahorrar su suministro de leche usando un extractor de leche (repasamos los mejores extractores de leche para extraerse la leche mientras está en el trabajo. Si no puede o no se siente cómoda extrayendo su leche en el trabajo, tiene la opción de reemplazar gradualmente las tomas diurnas con fórmula y continuar amamantando por la noche.

Beneficios del bombeo en el trabajo

Extraer leche en el trabajo ayudará a aumentar su suministro de leche; esto significa que no solo tendrá una alimentación extraída, sino que tendrá mucha disponible durante las tomas nocturnas. También puede recolectar la leche que extrae para que su pequeño obtenga los beneficios nutricionales y de salud de la leche materna incluso cuando usted no está cerca.

Algunas madres descubren que extraer leche en el trabajo les ayuda a sentirse conectadas con su hijo durante el día.

Cómo bombear en el trabajo

Para manejar la extracción de leche materna en el trabajo, necesitará lo siguiente:

  • Extractor de leche: preferiblemente un extractor de leche eléctrico completamente automático con un conjunto de extracción doble para que pueda extraer leche de ambos senos al mismo tiempo. Alternativamente, puede comprar una bomba de mano manual por menos, pero requiere más tiempo y esfuerzo.
  • ¡Uno de los mejores sostenes de lactancia te ayudará a sostener cómodamente tus senos entre las bombas, acceder fácilmente a tus senos e incluso sostener los protectores de la bomba por ti!
  • Botellas o bolsas: para recoger y almacenar la leche.
  • Nevera o hielera: para mantener la leche fría.
  • Almohadillas de lactancia: para ayudar a proteger su ropa en caso de fugas.

Es recomendable que te acostumbres a extraerte la leche antes de volver al trabajo para que puedas resolver cualquier problema con comodidad y uso. También querrá asegurarse de que su lugar de trabajo tenga un espacio cómodo y privado donde pueda extraer leche.

Querrá bombear cada 2-3 horas si es posible, pero cada 4 horas servirá si no puede.

 Hallarás artículos para mujeres premamás aquí para todas las necesidades y gustos. 

Tenemos disponibles artículos informativos en la Web online de diarias ofertas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies