Mejores tipos de leches infantiles

Mejores Tipos de Leches Infantiles

Hay tres tipos de leche de fórmula: en polvo, líquida concentrada y lista para comer. Los concentrados en polvo y líquidos deben mezclarse con agua antes de dárselos al bebé. Los biberones listos para consumir incluyen leche de fórmula líquida ya diluida con la cantidad adecuada de agua.

 

 

 

Independientemente de la que elijas, es muy importante que sigas las instrucciones del fabricante sobre cómo mezclar la fórmula.

 

Aguar la fórmula con demasiada agua puede reducir el valor dietético y provocar desequilibrios electrolíticos que pueden causar convulsiones. Por otro lado, añadir una cantidad insuficiente de agua puede dañar los delicados órganos del bebé.

 

MEJOR LECHE INFANTIL

 

Además, las opciones se centran en el contenido de la fórmula. La mayoría de las soluciones se elaboran a partir de leche de vaca, pero también se pueden encontrar soluciones de soja e hidrolizados de proteínas para los bebés que tienen ciertas intolerancias o alergias. Otra alternativa son los preparados para lactantes a base de leche de cabra.

 

Leche en polvo para bebe

 

 

MÁS INFORMACIÓN:
  • Marca Blemil Plus
  • Peso del producto 800 Gramos
  •  Contiene: Lactosa

 

Más opcions de leche en polvo

 

leche-de-iniciacion-infantil

Leches infantiles de Iniciación

Compra una buena leche infantil de iniciación permite al bebé ...
Leer Más
leche-intantil-de-continuacion

Leches infantiles de continuación

Compra una buena leche infantil de continuación para bebé, a ...
Leer Más
leche-infantil-de-crecimiento

Leches Infantiles de Crecimiento

Compra una buena leche infantil de crecimiento para que tu ...
Leer Más

 

Leche líquida para bebe

 

 

MÁS INFORMACIÓN:
  • Marca Nestle
  • Tamaño 500 ml (Paquete de 4)
  • Forma del Artículo Líquido
  • Rango de edad 6
  • Alto en proteínas, ácidos grasos poliinsaturados y nucleótidos
  • Número de productos 4
  • Puede ser usado desde el primer día
  • Contiene vitaminas y aceite de pescado

 

La leche de fórmula proporciona a los bebés los nutrientes que necesitan para crecer y desarrollarse. Sin embargo, no tiene los mismos beneficios para la salud que la leche materna para ti y tu bebé. Por ejemplo, no puede proteger al bebé de las infecciones.

 

MEJORES TIPOS DE LECHES INFANTILES

 

 

Hay una gran variedad de marcas y tipos de leche de fórmula disponibles en farmacias y tiendas. Comprueba constantemente las etiquetas para asegurarte de que estás comprando la leche ideal para tu hijo.

 

Es posible que tu bebé tenga éxito con una fórmula y no con otra debido a factores que son muy individuales y difíciles de precisar. Como siempre, te aconsejamos que hables con tu pediatra si tienes dudas sobre la nutrición o la digestión de los alimentos de tu bebé.

 

 

 

La leche de fórmula, también llamada fórmula infantil o fórmula para bebés, suele estar hecha de leche de vaca que ha sido tratada para hacerla preferible para los bebés.

La leche de fórmula se presenta en dos formas diferentes: un polvo seco que se prepara con agua, o una fórmula líquida lista para la alimentación. Aunque la leche de fórmula líquida lista para la alimentación puede ser práctica, suele ser más cara y, una vez abierta, requiere ser utilizada más rápidamente.

 

Cómo elegimos las mejores leches infantiles

Cuando elegimos las «mejores» alternativas, no estamos diciendo que una marca haya demostrado ser necesariamente mejor o más eficaz que todas las demás. De hecho, esto no es real en absoluto, no hay ningún factor que aconseje una marca de leche artificial sobre otra. Más bien, se habla de que son «nutricionalmente intercambiables«.

 

Todas reciben altas calificaciones de los padres por cosas como la ayuda a los problemas estomacales del bebé, la facilidad de uso, el horario de la tienda y el valor general.

 

 

Entonces, ¿qué más debería buscar en la leche de fórmula para bebés?

La buena noticia es que, en España, las soluciones para bebés deben cumplir los requisitos nutricionales de la Agencia de Alimntción. Las fórmulas infantiles fabricadas en Europa deben cumplir los requisitos de la Sociedad Europea de Seguridad Alimentaria. Por tanto, cualquier fórmula que elijas debe cumplir los requisitos dietéticos mínimos para tu bebé.

 

Los nutrientes cruciales que necesita un bebé son los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. También hay un montón de vitaminas y micronutrientes, como el hierro (importante para el desarrollo), el ácido docosahexaenoico (DHA) (útil para la salud del cerebroFuente de confianza), la luteína (beneficiosa para los ojosFuente de confianza), los prebióticos/probióticos (para la digestión y la salud inmunológica) y la colina (ventajosa para el sistema nervioso).

 

CARACTERÍSTICAS QUE DEBE TENER LA LECHE INFANTIL

 

Hay algunas cosas cruciales que hay que buscar al elegir una fórmula:

 

  • La lista de ingredientes: La etiqueta frontal puede indicar casi cualquier cosa que la empresa quiera y no es realmente tan útil a la hora de seleccionar una fórmula Los componentes, especialmente los primeros, le dirán uno de los más.
  • Tipo de proteína: ¿Qué tipo de proteína es la base de la fórmula: leche de vaca, leche de soja o leche de cabra?
  • Tamaño de la proteína: Las soluciones de requerimientos hechas con leche de vaca o de soja tienen proteínas enormes que son un poco más difíciles de absorber para numerosos bebés. Las proteínas parcialmente hidrolizadas son más pequeñas, mientras que las proteínas totalmente hidrolizadas son las más pequeñas. Las soluciones de proteínas parcial y totalmente hidrolizadas son más detalladas al tamaño de las proteínas descubiertas en la leche materna, y a menudo se identifican como «suaves» o «hipoalergénicas.» Las soluciones de proteínas completamente hidrolizadas suelen ser necesarias sólo en caso de alergias extremas o problemas de digestión, así que hable con su profesional médico antes de seguir este camino.
  • Tipo de carbohidrato: Los principales tipos son la lactosa (el azúcar que se encuentra en la leche, incluida la leche materna), la sacarosa (azúcar de mesa) y la glucosa (jarabe de maíz, jarabe de arroz integral, jarabe de glucosa y maltodextrina).
  • Un precinto dañado: Si el precinto del envase está roto o falta, es necesario no adquirir, o devolver, ese envase de leche de fórmula, ya que podría estar contaminado.
  • Retirada de productos: Comprueba de vez en cuando si el producto ha sido retirado del mercado antes de adquirir la leche de fórmula.
  • Fecha de caducidad: Comprueba el envase antes de comprarlo (y antes de usarlo si tienes una reserva acumulada).
  • Pautas de preparación: Comprueba dos veces las pautas de preparación, especialmente si vas a cambiar de fórmula. Esto es especialmente importante si vas a cambiar a una fórmula europea, ya que las unidades de medida pueden ser diferentes.
  • Competencia del pediatra: Ponte siempre en contacto con tu pediatra si hay una fórmula que quieres utilizar y que parece ser un nicho extremadamente específico o que está fuera del mercado, que tiene muchos menos nutrientes (examina la etiqueta de información nutricional) que otras soluciones, o si tienes alguna duda a la hora de elegir una fórmula.

 

Cómo seleccionar una fórmula infantil.

En el nivel más estándar, no hay realmente ninguna opción incorrecta cuando se trata de la fórmula. Dado que cualquier cosa que descubras es técnicamente segura de usar, eso implica que lo que pongas en tu carrito es realmente aproximadamente tú, tus preferencias, tu presupuesto y lo que puedas descubrir.

¿CÓMO ESCOGER un tipo en particular?
    • es fácil de descubrir en una tienda local o en línea
    • tiene un coste que se ajusta a su presupuesto
    • satisface su necesidad de comodidad (polvo frente a líquido o predosificado)
    • sea adecuada para las necesidades específicas de tu hijo (alergia, prematuridad, etc.).

 

Más allá de eso, tendrás que ver qué es lo que mejor funciona para tu bebé. A menos que su médico le indique lo contrario, debe seleccionar una marca que contenga hierro (la mayoría lo contiene) para ayudar a evitar la anemia ferropénica.

Todo lo demás que se aporta a la leche de fórmula, como las grasas y otros ingredientes activos «que se encuentran en la leche materna», son totalmente seguros, aunque pueden ofrecer o no los beneficios que figuran en la caja.

 

CATÁLOGO DE LAS MEJORES LECHES INFANTILES

 

No hay una marca o un tipo de fórmula que sea universalmente mejor para todos los bebés. Y todas las soluciones para bebés que se venden tienen que pasar por el mismo control nutricional y de seguridad por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos.

 

Sin embargo, esto no significa que todas las fórmulas sean iguales. A algunos bebés les puede ir muy bien una marca o un tipo; a otros, no tanto. Todo se reduce a descubrir qué es lo que mejor se adapta a tu bebé.

 

 

Consejos sobre cómo utilizar la leche de fórmula para bebés.

  1. Una vez seleccionada la leche de fórmula, debes asegurarte de que la preparas de forma segura.
  2. Utiliza siempre la cuchara determinante que viene con la leche de fórmula. La AAP sugiere enfriar el agua hervida durante 5 minutos antes de mezclarla con la leche de fórmula y, después, dejar que el biberón se enfríe hasta alcanzar la temperatura ambiente antes de servirlo.
  3. Lávate las manos con agua y jabón antes de coger los biberones y preparar la fórmula. De paso, asegúrate de que los biberones están limpios y las tetinas intactas.
  4. Examina la fecha del envase de tu leche de fórmula para asegurarte de que no se ha acabado. Fíjate en el envase para ver si hay roturas en el sello, marcas de óxido, fugas y otros signos que indiquen que la fórmula está en peligro.
  5. Utiliza agua de una fuente segura. También puedes pensar en hervir el agua durante un minuto y enfriarla antes de mezclar los biberones. Y si no cree que el agua de su grifo es segura para utilizarla, tal vez desee adquirir agua embotellada.
  6. Mida el agua inicialmente antes de añadir el concentrado en polvo o líquido. Es muy importante seguir las instrucciones del envase en cuanto a la cantidad de agua que se debe utilizar. Diluir la leche de fórmula con un exceso de agua o con muy poca agua puede provocar graves problemas de salud a tu hijo.
  7. Si decides calentar el biberón de tu bebé, hazlo poniendo el biberón en una olla con agua caliente en la cocina o utiliza un calentador de biberones. Caliéntalo a la temperatura corporal. No utilices nunca el microondas para calentar la leche de fórmula.
  8. Utiliza la leche de fórmula preparada en un plazo de 2 horas o guárdala en el frigorífico durante 24 horas. Y desecha cualquier fórmula que tu bebé no se termine después de una toma.
  9. Alimenta a tu bebé en posición vertical y hazle eructar con frecuencia para aliviar los síntomas de los cólicos. También es posible que quieras comprobar los biberones curvados o los que utilizan bolsas retráctiles para reducir la entrada de aire.
  10. Si tu bebé tiene menos de tres meses, ha nacido demasiado pronto o tiene otros problemas de salud, es posible que tu médico tenga normas adicionales para preparar la leche de fórmula.

 

FAQ: PREGUNTAS FRECUENTES

 

¿Quieres cambiar de fórmula?

Aunque es seguro cambiar de marca y de tipo, no es conveniente hacerlo con frecuencia y no se recomienda. Si hay una alergia o algún tipo de reacción desfavorable, será difícil determinar el origen si se han utilizado demasiado cerca.

En otras palabras, intenta ofrecer a tu hijo un tipo de fórmula durante una o dos semanas antes de cambiar.

 

¿Qué fórmula infantil es la más parecida a la leche materna?

La verdad es que ninguna fórmula puede simular completamente la leche materna humana. Sin embargo, los avances científicos y nutricionales han recorrido un largo camino en los últimos años, y hay algunas alternativas estupendas.

Cualquiera de las fórmulas de nuestra lista debería satisfacer las necesidades nutricionales de tu bebé durante su primer año de vida, siempre que no padezca una enfermedad especial.

La fórmula más comparable estructuralmente a la leche materna es Similac 360 Total Care. Esta fórmula incluye un número inigualable de 5 HMO, que son prebióticos que se encuentran en la leche materna y que deberían ayudar a los niños a absorber y asimilar los nutrientes. También contiene DHA (que se encuentra en distintas cantidades en la leche materna), ARA, carbohidratos, grasas y vitaminas que están indicadas para imitar las que se encuentran en la leche materna.

Esta fórmula también consiste en proteínas de leche de vaca que no están hidrolizadas, por lo que siguen siendo bastante más grandes que las proteínas descubiertas en la leche humana.

 

¿Cuáles son los tres tipos de leche de fórmula infantil?

Los tres tipos principales de soluciones infantiles consisten en

  1. Fórmulas a base de proteínas de leche de vaca.
  2. fórmulas a base de proteínas de soja.
  3. fórmulas a base de hidrolizado de proteínas (descompuestas).

Este tipo de soluciones pueden venir preparadas de 3 formas:.

  • Fórmulas en polvo: deben mezclarse con agua antes de la alimentación.
  • Fórmulas líquidas concentradas: deben combinarse igualmente con agua antes de la alimentación.
  • Leche de fórmula lista para usar: viene ya mezclada en la proporción adecuada.

 

FACTORES A CONSIDERAR EN LA LECHE INFANTIL DE FÓRMULA

 

Estos factores se han combinado realmente para dar lugar a un programa mucho más bajo de fórmula infantil.

  • Apropiada desde el nacimiento.
  • La primera fórmula infantil (primera leche) debe ser siempre la primera fórmula que le dé a su hijo.
  • La leche de vaca de los preparados contiene dos tipos de proteínas: suero y caseína. La primera leche de fórmula se basa en la proteína de suero de leche, que se cree que es más fácil de absorber que otros tipos de fórmula.
  • A menos que la comadrona, el visitador médico o el médico de cabecera recomienden lo contrario, la leche de fórmula es la única que necesita el bebé. Tu bebé puede seguir tomándola cuando empieces a darle alimentos sólidos, alrededor de los 6 meses, y seguir bebiéndola durante todo su primer año.
  • No hay pruebas de que cambiar de leche de fórmula sea bueno o perjudicial. Sin embargo, si crees que una marca concreta de leche de fórmula no le sienta bien a tu hijo, habla con una matrona o un visitador médico. Ellos pueden ayudarte a decidir si debes probar otro tipo.
  • Cuando tu hijo tenga un año, puede empezar a consumir leche entera de vaca o de oveja o cabra (siempre que esté pasteurizada).

 

Descubre aquí más ofertas en productos para tu bebé

 

Halla aquí información de ofertas diarias online

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies